El juez federal Daniel Obligado concedió al ex vicepresidente Amado Boudou una rebaja de diez meses en su condena por el caso Ciccone Calcográfica y de esta forma quedó en situación de pedir salidas transitorias, mientras cumple la pena en prisión domiciliaria.

La resolución del juez se basa en el beneficio del “estimulo educativo” previsto en la ley 24660, dado que Boudou certificó haber estudiado dos cursos: uno de organizador de eventos y otro un taller de filosofía.

Por esta razón, el juez le rebajó la condena en diez meses, lo que lo habilita a solicitar las salidas transitorias.

Boudou fue condenado por dádivas y negociaciones incompatibles con la función pública en el caso Ciccone Calcográfica a cinco años y diez meses de prisión, y ahora el ex vicepresidente goza de prisión domiciliaria tras ser beneficiado por el mismo juez Obligado quien consideró que en su momento el fallo no estaba firme y había una situación de pandemia.

Pero a fines de 2020, la Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena y Obligado luego de dilaciones terminó revocando la prisión domiciliaria, pero la misma fue apelada y está a estudio de la Cámara de Casación Penal.

Los abogados de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, pidieron una reducción de 20 meses, el máximo que establece la norma, ante lo cual la fiscalía sólo opinó que el plazo no debería exceder los seis meses porque no todos los cursos o carreras debían ser incluidos.

Finalmente, Obligado otorgó una reducción de 10 meses para la reducción y teniendo en cuenta el tiempo que estuvo detenido, Boudou ya quedó en condiciones de solicitar salidas transitorias.

Mientras tanto, y tal cual viene desde el año pasado, Boudou goza de prisión domiciliaria la cual está pendiente de definición luego que el fallo donde Obligado la revocó, fuese apelado por la defensa ante la Cámara Federal de Casación Penal.

 

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!