La decisión del Gobierno nacional pretende desalentar el turismo, tal como sucedió durante Semana Santa.

Atentos a lo sucedido durante Semana Santa, que replicó en un aumento considerable de los casos de coronavirus, las autoridades decidieron bajar el movimiento de personas.

Hoy, se registró una vez más un número muy alto de contagios en el país, llegando a los 24.475 nuevos casos.

La medida será anunciada oficialmente en los próximos días por Casa Rosada, aunque todavía no está claro si será previo al vencimiento del DNU de restricciones que rige hasta el 21 de mayo o si vendrá incluido en las nuevas medidas.

En el Gobierno veían con preocupación que se repitiera lo sucedido en Semana Santa, cuando unas cuatro millones de personas se movilizaron por el país. Si bien la buena noticia fue que se generaron gastos por $14.066 millones por parte de los turistas, a partir de ese fin de semana comenzó el aumento importante de casos de covid.

Con un criterio exclusivamente epidemiológico, aseguraron a Infobae fuentes del Ejecutivo, el Gobierno resolvió que lo mejor para evitar el movimiento de personas era eliminar el día festivo del 24 que había sido establecido en noviembre del año pasado con el decreto 947/2020 para complementar el feriado del martes 25 de mayo, cuando se conmemora la Revolución de Mayo de 1810.

Si bien actualmente el número de casos es elevado, se generó una meseta que ronda, en los días de mayor cantidad de testeos, los 25 mil positivos. El objetivo ese que esa cifra no vuelva a dispararse, sino que de a poco vaya retrocediendo.

Por contrapartida, la medida es un golpe duro para el sector turístico, desde donde estaban vendiendo paquetes de viajes para escapadas durante dicho fin de semana largo.