La Nación confirmó esta noche que, el Decreto de Necesidad y Urgencia firmado por el presidente, determina que todo el Gran Mendoza, más Tupungato y Tunuyán vuelven al Aislamiento Social.

La medida publicada en el Boletín Oficial dispuesta por el presidente Alberto Fernández rige hasta el 25 de octubre, y se tomó pese a la resistencia del gobernador Rodolfo Suárez, quien con esta medida, pierde potestad sobre los departamentos mendocinos alcanzados.

Suarez se había opuesto a esta decisión: «Le dije que no acompaño, Mendoza no tiene que estar 14 días con restricciones«, manifestó el gobernador tras conocerse la decisión de Fernández.

Los departamentos de Mendoza incluídos en el nuevo Decreto, son Capital, Luján de Cuyo, Las Heras, Maipú, Guaymallén, Godoy Cruz, Tunuyán y Tupungato.

Con esa decisión, las medidas adoptadas por el gobernador Rodolfo Suarez dejan de tener efecto en estos departamentos, pues los decretos provinciales están sujetos a la normativa nacional.

Los fundamentos del decreto señalan «Que la Provincia de Mendoza continúa con transmisión comunitaria y aumento sostenido de casos, principalmente en la región metropolitana de Mendoza y Gran Mendoza, y se han incorporado como zonas de transmisión comunitaria los departamentos de Tunuyán, San Carlos y Tupungato. El sistema de salud está con elevada tensión, principalmente en Capital, presentando una ocupación de camas de UTI, en toda la provincia, del ochenta y un por ciento (81%), alcanzando al noventa y dos por ciento (92%) en el Gran Mendoza«.

Y posteriormente vuelve a señalar que esos ocho departamentos «presentan transmisión comunitaria sostenida del virus, o aumento brusco del número de casos de Covid-19, o tensión en el sistema de salud, por lo cual requieren de un especial abordaje para controlar el crecimiento del número de casos, y allí deben dirigirse los mayores esfuerzos«.

La norma señala que «el Jefe de Gabinete de Ministros es la autoridad facultada para ampliar, reducir o suspender esta autorización en atención a la evolución de la situación epidemiológica«, con lo que el gobernador sólo podrá restringir, pero no autorizar actividades de ningún tipo.

Hasta este momento, estas jurisdicciones se encontraban en la fase de distanciamiento social. Si bien no los nombra, se interpreta que el resto de los departamentos seguirán de esta manera.

La decisión de Fernández, anunciada el viernes pasado, era esperada por el Gobierno de Mendoza, que el miércoles pasado había decidido dar un paso más en torno al distanciamiento social, habilitando las reuniones familiares y las salidas recreativas de fin de semana sin DNI. En la incertidumbre del anuncio, se esperaba la letra del decreto, que llegó sobre la medianoche del domingo.

El decreto ordena que vuelvan a aislamiento «Los departamentos de Capital, Luján de Cuyo, Las Heras, Maipú, Guaymallén, Godoy Cruz, Tunuyán y Tupungato…» mientras que el resto de la provincia permanecerá en «distanciamiento social«, como hasta ahora, con las medidas dictadas por el gobierno provincial.

La medida, para los departamentos de Tunuyán y Tupungato, además de los otros alcanzados por la orden nacional; implica que  las personas no podrán circular, salvo que sean servicios esenciales, o las excepciones de emergencia previstas en la fase 1 tal como se vivió en nuestra provincia, en los primeros meses de cuarentena.

DNU 792

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center