Otra vez, los argentinos enfrentados. En las calles, los ciudadanos se manifiestan, unos contra otros, defendiendo tal o cual causa; mientras los políticos se chicanean entre sí. Va siendo hora, que reflexionemos en serio.

El único factor común es que todos los temas están mezclados: Cristina, la vacuna, la reforma judicial, la economía y la pandemia. No hay nada claro. Y como símbolo, lo único que está en uno y otro sector, es la bandera argentina.

Todo un llamado a la atención sobre las pocas cosas que nos van quedando a todos por igual.

Mientras se produjo hoy una marcha en apoyo del gobierno en alrededores de la Residencia de Olivos, otra -probablemente mayor, por su réplica en todo el país- se realizó inmediatamente después, pero en contra de las medidas del oficialismo.

Una vez más, como no podía ser de otra manera, la Argentina asiste a la nunca superada grieta que divide a los ciudadanos: a favor y en contra. Cargados de consignas en uno u otro sentido, llenos de chicanas e incluso de insultos contra el otro bando.

Militantes y dirigentes del partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), Espacio político AIRES Caba y distintos sectores políticos, sindicales y sociales de las localidades de Hurlingam, Malvinas Argentinas y la Matanza, se autoconvocaron nuevamente este lunes por la tarde en la puerta de la residencia de Olivos para manifestar su apoyo al Presidente Alberto Fernández y al gobierno nacional.

«No entendemos la nueva modalidad de protestar en el domicilio particular del Presidente», vociferaban en clara defensa de las políticas de gobierno.

La convocatoria, realizada a través de las redes sociales y discutida en diferentes encuentros virtuales que las agrupaciones vienen desarrollando en el marco de la pandemia, forma parte de una serie de acciones para apoyar al Presidente Fernández y a las decisiones políticas del actual gobierno.

Somos muchos más millones de argentinos los que estamos preocupados por la evolución de la pandemia y su impacto en la salud y la economía diaria. Tenemos algo muy claro: no son nuestros adversarios los que van a resolver los problemas. Ellos ya tuvieron su oportunidad y fracasaron”, concluyeron los dirigentes y militantes que se hicieron presentes en Olivos.

Por otro lado, sectores opositores al gobierno nacional volvieron a autoconvocarse este lunes feriado en el centro porteño y varios puntos del país para protestar contra la cuarentena, la reforma judicial, el desplazamiento de los tres jueces que investigaban a Cristina Kirchner, el endurecimiento del cepo al dólar y “en defensa de la República”, entre muchas otras consignas.

«Venimos para que no haya más atropellos y por la falta de respeto hacia las instituciones. Y puntualmente, para que haya justicia; que la justicia nos represente«

Se trata de la octava manifestación en contra de la gestión de Alberto Fernández durante la cuarentena. Las anteriores fueron el 20 de junio, el 9 de julio, el 1°, 17 y el 26 de agosto y el 13 y el 19 de septiembre.

Al igual que en las movilizaciones anteriores, la convocatoria comenzó a circular a través de las redes sociales bajo diferentes hashtags. El más replicado fue #12OctubreTodosAlaCalle, aunque también hubo otros como #12OSomosLibres y #12OYoVoy.

Pasadas las 17, las cacerolas y las bocinas comenzaron a sentirse con fuerza en el Obelisco. También hubo concentraciones en Mendoza, La Plata, Rosario, Bariloche y Córdoba.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el Canciller, Felipe Solá, criticaron a través de las redes sociales que el domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner haya sido difundido entre los puntos de encuentro.

En la puerta de la residencia presidencial se encontraron un grupo de manifestantes del banderazo en contra del Gobierno nacional, con otro que defendía las políticas de Alberto Fernández.

La idea fue llegar primero para “copar la calle” con la esperanza de que otros manifestantes no se animen a ir. Sin embargo, un grupo de opositores con banderas argentinas llegó y empezó a cantar el himno nacional. La policía montó un cordón para separar a los manifestantes de los dos sectores y evitar así incidentes.

Mientras un grupo con banderas argentinas cantaban el himno, otros contestaron cantando la Marcha Peronista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here