Con un gol de Ángel Romero, de penal, el conjunto de Eduardo Berizzo se había puesto en ventaja, pero Nicolás González emparejó las acciones en un corner.

El representativo nacional estuvo incómodo desde el comienzo. Pérdidas de pelotas innecesarias, falta de conexión en la gestación ofensiva y una actitud pasiva ante la presión del rival fueron algunos argumentos que llevaron a la Albirroja a dominar el cotejo.

Fue tan previsible el desarrollo del encuentro, que a los 20 minutos Lucas Martínez Quarta derribó a la figura con pasado en Lanús dentro del área y el árbitro, Raphael Claus, no dudó: ¡Penal! Desde los 12 pasos el delantero de San Lorenzo tocó hacia la izquierda del arquero de River y festejó el 1 a 0.

Argentina está viviendo una dura prueba en La Bombonera frente a Paraguay.

La jerarquía de los intérpretes del equipo conducido por Eduardo Berizzo y las dificultades que se presentaron en la previa con la cantidad de lesionados en el elenco albiceleste, hicieron que Lionel Scaloni improvise con una línea defensiva que tuvo como principal novedad a Nicolás González por el sector izquierdo.

Precisamente, González logró el empate con un gran cabezazo al ángulo, en la ejecución de un corner que sorprendió al arquero paraguayo, en el minuto 40 del primer tiempo.