El papelón incalificable de la Justicia mendocina que lleva más de 17 años, convirtiéndose en la vergüenza provincial, sumó hoy un nuevo capítulo.
Una nueva postergación sufre el tercer juicio que se inició esta mañana en San Rafael, por el horrendo crimen de Paula Toledo, o Poli, como le decían.
Y los «expertos» dirán que es normal, procedimental o como fuere. Lo cierto es que ya el sistema judicial no resiste análisis.
Todo comenzó la noche del 30 de octubre salió con Marcos Graín (por estas horas el único imputado) y fueron a una casa en el barrio El Sosneado, del departamento sureño. Tenía toda la intención de no demorar mucho y por eso había dejado la puerta de su casa entreabierta. Cuando fue encontrada al otro día, se encontraron en ella señales de haber sido abusada por diferentes hombres y marcas de estrangulamiento.

Al otro día del crimen (hoy, claramente un femicidio), la Policía ya tenía a los sospechosos detenidos. Víctor E. (17), alias «El Poroto»; su hermano Alejandro (16), alias «Ñaca Ñaca»; Andrés Maravilla (27), alias «Brusqui»; Iván G (16), alias «Colita»; Cristian Torres, Jorge Sánchez y Marcos Graín (19) estaban todos bajo custodia luego de que varios lugareños los señalaran. Ahí comenzó el desastre de la investigación.

Según se pudo comprobar, el forense lavó el cuerpo de Paula Toledo y descartó las muestras de semen. Las que había se resguardaron mal y se contaminaron.
Las pruebas que había en la casa también fueron contaminadas ya que nunca se preservó la escena del crimen y cualquier podía ingresar.
Si por eso fuera poco, un juez subrogante tomó la causa y los liberó a todos. Cuando otro juez tomó la causa, ordenó que se los volviera a detener pero Graín ya se había fugado.

Marcos Graín, el único imputado, durante la audiencia de hoy. (Gentileza Info Ya)
Hoy, que comenzó un tercer juicio por el caso, un nuevo cuarto intermedio propuso el Tribunal en el juicio que se le sigue a Marcos Graín, único imputado que tiene el juicio por el asesinato de Paula.
Los tres jueces escucharon a las partes y este jueves resolverán si aceptan o no las nuevas pruebas ofrecidas por los abogados defensores, la fiscalía y la querella particular.
Es que la defensa de Graín se opuso a varios pedidos sobre todo los efectuados por el abogado Guillermo Rubio que representa los intereses de Nuri Ribotta, madre de la víctima.
En resumen, la defensa ofreció tres testigos: los padres de Graín que sostienen que esa noche del asesinato de Paula se quedó en su casa y al cuñado de Marcos que fue acusado de amenazas contra Toti Torres, uno de los testigos que comprometió al acusado. En ese sentido pidieron que se incorpore a la causa el expediente de las amenazas.
Por su parte la fiscalía ofreció prueba instrumental sobre los calabozos de Investigaciones donde estuvieron detenidos Graín y Torres. Sostuvo el fiscal que «la estructura de los mismos permitió que ambos dialogaran y fue en ese momento cuando Graín le contó a Torres que sucedió la fatídica noche en que mataron a Paula».
Además Pablo Peñasco pidió se incorpore a la causa tres expedientes por tres amenazas ocurridas durante el juicio que se tramitan en los Tribunales. Asimismo solicitó una nueva pericia psicológica a Graín y los antecedentes de éste durante su estadía en El Bolsón.
La Querella, con el firme propósito de demostrar el perfil violento de Graín acompañó el pedido de la Fiscalía sobre la actividad del hombre el Bolsón y solicitó la testimonial de tres mujeres entre ellas la ex pareja del acusado que habría sufrido violencia de género durante esa relación en la que ambos tuvieron dos hijos.
También pidió una pericia psicológica a Graín y dos pericias post mortem al cuerpo de Paula Toledo y otra psicológica por los traumas que podría haber sufrido la joven durante las torturas y previo al asesinato, todo esto amparado en los protocolos de Violencia de Género.
Asimismo pidió que se incorpore una entrevista que se le realizó al acusado, antes del juicio, donde se advirtieron contradicciones respecto a la declaración testimonial de Graín en el debate.
A todo esto la defensa se opuso a las pericias, a la presencia de nuevos testigos y al aporte de la entrevista realizada por un periodista.
Los jueces decidirán las objeciones planteadas y este jueves se sabrá qué pruebas serán admitidas. La reanudación de la audiencia se pactó para las 9 de mañana jueves.
Aquella noche de octubre de 2003, la joven fue abusada sexualmente en reiteradas ocasiones. Luego la mataron. Todo San Rafael supo quiénes habían estado en esa casa y al otro día estaban detenidos pero la investigación y la instrucción judicial fue tan mala, y cargada de tantas sospechas, que todos los acusados fueron absueltos, menos uno.
Los sanrafaelinos realizaron innumerables marchas exigiendo lo que el estado debe garantizar, es decir, justicia. Pero hasta ahora todo ha sido en vano.
Hoy, a más de 17 años, su mamá no encuentra todavía ni un mínimo de respuestas.
Los mendocinos. asistimos a otro incalificable caso de vergüenza judicial.
Con datos e imágenes de Diario Uno, Diario San Rafael e Info Ya San Rafael.