La Dirección de Contingencias Climáticas de Mendoza anticipa para este miércoles una suba de temperaturas, tornando el día en algo inestable.

Si bien la mañana se presentó fresca, se estima que la máxima llegará a 34° C, con vientos leves del noreste pudiendo presentarse algunas tormentas, principalmente en el sur de la provincia.

Mañana, en cambio, el calor será intenso durante todo el día, y se registrarán algunas lluvias aisladas. Estas condiciones serán similares el viernes, en principio, variando notablemente el sábado por el ingreso de un frente frío.