Fabián Olivera, el hombre de 37 años oriundo de General Alvear que se arrojó desde el paredón del dique Valle Grande en san Rafael, está internado en terapia intensiva como consecuencia de las graves heridas que sufrió por la caída de algo más de 80 metros al agua del lago.

El hecho se registró el miércoles a la mañana, cerca de las 8, cuando el hombre en evidente estado de ebriedad, llegó al lugar junto a una mujer y decidió arrojarse desde el paredón a las aguas del Atuel.

Según consignó el parte médico del Hospital Teodoro J. Schestakow, «sufrió un traumatismo toracoabdominal que le provocó un neumotórax bilateral. Los médicos que lo asistieron tuvieron que drenar quirúrgicamente (drenaje pleural) el líquido de los pulmones».

Según informan desde el nosocomio está estable, sin signos de sangrado, compensado hemodinámicamente. Continúa internado en Terapia Intensiva.