El Presidente se enfureció cuando le dieron la cifra de fallecidos en el país (368), en la jornada de hoy, y esto, lo decidió a tomar “el toro por las astas” según cuentan funcionarios de la Casa Rosada.

El lamentable número, sumado al malestar que ya venía existiendo ante la nula iniciativa de la mayoría de los gobernadores –sobre todo los del propio signo– hicieron que Fernández convocara de urgencia a Cafiero y Vizzotti y, con él al mando; comenzó a estudiar las disposiciones que adoptará el gobierno nacional en un intento de paliar la severa crisis sanitaria que afronta el país.

Tampoco está feliz –según cuentan- con las novedades en torno a la llegada de próximos embarques de vacunas (hasta el momento, sin ninguna confirmación).

No ayudó a la tranquilidad presidencial el documento emitido por sus principales adversarios, los integrantes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio que, mediante un documento, criticaron abiertamente la gestión de las vacunas, responsabilizándolo directamente.

Esta sumatoria de eventos, generaron una reacción que gran parte del país esperaba y otra gran porción llama a resistir.

Lo cierto es que se eligió en la “mesa chica” (muy chica) que las nuevas normas se pronuncien en formato de “Decisión administrativa”.

La Casa Rosada actúa ante la convicción de que la curva de casos seguirá creciendo y que la pandemia por coronavirus de este año va a ser larga. Así lo marca el tablero de control epidemiológico del Ministerio de Salud y también lo advirtieron los especialistas que asesoraron al Gabinete en los últimos días. El Gobierno pretende avanzar con un esquema “a la europea”, es decir con medidas estrictas, pero temporales y focalizadas geográficamente. Fernández esperaba que fueran los gobernadores los que tomaran medidas vinculadas a mayores restricciones locales frente a la escalada de casos. Pero ante la reticencia de las provincias se decidió a avanzar ya mismo.

El panorama fue empeorando con el correr de las horas. Por la mañana la ministra Vizzotti dio una conferencia de prensa en la que llamó a la población a reforzar las medidas de prevención y a postergar las reuniones sociales. “Sólo salgamos a trabajar, a realizar las actividades indispensables, a llevar a los chicos a la escuela”, dijo Vizzotti. Y reclamó: “Posterguen lo postergable, los festejos, los cumpleaños, las reuniones con amigos”.

Por estas horas, el Presidente se apresta a hablar al país.