A poco de conocer el contenido de fondo de la “Decisión Administrativa” que adopta el Gobierno Nacional ante la crisis sanitaria, la decisión sobre lo que ocurrirá en nuestra provincia quedó en manos del Gobernador Rodolfo Suárez.

El detalle de la restricción horario fue el primero que se había filtrado, y que finalmente dio a conocer Alberto Fernández, aunque sólo aplica directamente a CABA y AMBA.

La medida principal será la restricción horaria de circulación entre las 20 y las 06, ampliando cuatro horas lo establecido por el último DNU, siempre dejando fuera de alcance a los considerados esenciales.

En este caso, los departamentos de Maipú, Godoy Cruz, San Martín, Capital, Rivadavia, y Luján de Cuyo, quedarán comprendidos en la medida de alcance nacional para los 87 distritos considerados en la zona roja.

Además, se limitarían las actividades recreativas, los bares y los restaurantes.

Las medidas regirán por los próximos 15 días y lo que seguirá, por el momento, es la presencialidad de las clases.

Si bien Mendoza siempre encontró en los decretos una interpretación favorable que le permitió manejar la situación a conveniencia, el gobernador, Rodolfo Suarez, le pidió hoy a Fernández que tome el mando de la pandemia y unifique los criterios, por lo cual no parece que la provincia vaya a seguir su propio camino.

Por otra parte, si bien en un principio se decía que las nuevas medidas estarían destinadas al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), también afectará al resto de las ciudades críticas, lo cual incluye a Mendoza.

Precisamente hoy, el gobernador Rodolfo Suárez reclamó desde San Rafael, una “decisión nacional”.

Hoy, también, se conoció un estudio de diversas consultoras de opinión que arrojaron un escalofriante dato: un 40% de la población tendería a “desconocer” nuevas medidas, si implican una vuelta a Fase 1.

Ahora, tras los anuncios, Rodolfo Suárez tendrá que definir el futuro de la provincia por los próximos días.