Finalmente se descorrió el velo y conocimos las medidas adoptadas por Alberto Fernández en carácter de urgente, y las provincias tendrán que decidir por sí mismas.

La obligación de cumplimiento rige únicamente para CABA y AMBA. Las provincias, entre ellas Mendoza, deberán decidir si adhieren o no, con la decisión presidencial.

Así las cosas, se restringirán las reuniones sociales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y señaló que las provincias pueden adherir a la medida..

“El problema está en esas reuniones. En esos momentos de esparcimiento es mucho más fácil esparcir el virus”, señaló.

“Preferí hablarles nuevamente y tomar medidas porque creo que lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco”, indicó el mandatario.

Dos de los principales objetivos que plantó el presidente son mantener el ritmo de vacunación y mantener en funcionamiento el sistema sanitario, evitando un colapso en la atención.

“Buscamos evitar el encuentro social, bajar la circulación; ganar tiempo para que las camas UTI, que están siendo utilizadas para otras patologías, vuelvan a utilizarse para casos de COVID”, señaló.

“Hay un crecimiento de contagios sostenido importante y que se concentran una vez más en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”, agregó Fernández.

Las medidas que anunció, y que son exclusivamente para Buenos Aires, son:

  • Se restinge la circulación nocturna entre las 20 y las 06 del día siguiente.
  • Quedan suspendidas todas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados.
  • Toda actividad comercial deberá realizarse entre las 9 y las 19.
  • Las actividades gastronómicas estarán cerradas en horario nocturno. Sólo podrán funcionar con delivery o take-away.
  • Las clases se suspenden a partir del día lunes y seguirán de manera virtual.

“Le he pedido a las fuerzas armadas que colaboren en la atención sanitaria de nuestra gente”, detalló Fernández.

El resto de las jurisdicciones puede adherir a las decisiones tomadas por el presidente. Según el último decreto, las provincias pueden sumarse a las medidas establecidas desde la Nación.

“Es responsabilidad de cada gobernador y de cada intentende hacerlo”, apuntó el presidente.