Se supo hace minutos que, el agresor, de acuerdo con la primera reconstrucción de los pesquisas, fue la pareja de la mujer de 29 años Marta Angélica Heredia, quien la habría encontrado en una situación de infidelidad con un sujeto identificado como Darío Rodríguez en su casa de la manzana B del barrio El Encuentro, sobre calle Costa Flores y Brandsen, en Luján.

El suceso ocurrió en el barrio Tropero Sosa de Maipú y en el BAP de Guaymallén, en que se registró un homicidio seguido de intento de femicidio en Luján.

Minutos después de las 8, ingresó un llamado al 911 informando que un vecino del lugar, llamado José Antonio Segundo , se encontraba agrediendo verbal y físicalmente a su esposa, con quien tiene una hija de tres años.

Aparentemente, se encontraba en estado de ebriedad porque horas antes había participado de una especie de fiesta en el citado complejo, que es un asentamiento donde viven varias familias de trabajadores golondrinas.

Fue el propio hombre el que le confesó a los habitantes de la barriada que había atacado a su pareja y a un hombre que se encontraba con ella. Para los pesquisas, este sujeto de apellido Rodríguez, era amigo de él.

Lo cierto es que, a las 8.09, ingresó otra llamada de una mujer al Centro Estratégico de Operaciones (CEO) detallando que las dos personas heridas con un cuchillo de importante tamaño «no respiraban».

Después de una breve descripción de quiénes eran las víctimas, la testigo aportó que el homicida se había dado a la fuga con su hija de 3 años en brazos.

Además de la criatura, llevaba un cuchillo en una de sus manos y evidenciaba que su ropa se encontraba llena de rastros de sangre.

Según consignó el periodista Exequiel Ferreyra, de El SOl;  cinco minutos antes de las 8.30, el personal policial que arribó al teatro del hecho constató que un hombre estaba muerto y que la mujer todavía se encontraba vida. Respiraba.

A la víctima fatal, Darío Rodríguez, le observaron lesiones de arma blanca en diversas zonas de la parte superior del cuerpo: en el abdomen y el cuello. Por su parte, Heredia se encontraba agonizando también con una lesión en la garganta.

Los médicos del SEC tuvieron contacto con la mujer y la llevaron de urgencia al Hospital Central. Mientras tanto, los policías y la fiscal de Homicidios iniciaron los trabajos para encontrar al asesino.

Con la colaboración del helicóptero policial y movilidades por tierra, comenzaron una serie de rastrillajes en búsqueda de Segundo. A las 9.15 lo encontraron caminando con la niña sobre calle Cobos 550, al sur del cruce con Thames.

Lo redujeron y le secuestraron un teléfono celular que había en el piso. También detectaron que tenía rastros de sangre en sus prendas de vestir, tal como habían aportado los testigos.

Acto, seguido, lo trasladaron hasta la Comisaría 11 de Luján y pusieron a disposición de la Justicia a la menor.