Durante la gestión de Alberto Fernández aumentó 15 veces el precio de la nafta y 7 veces en el acumulado de 2021.

La nafta súper que en julio de 2021 tenía un precio de $53,47, con el nuevo aumento costará $85,80 mientras que en algunas localidades del interior del país su precio supera con holgura los $100.

En Mendoza, YPF remarcó en términos generales (con alguna variación en los departamentos) Nafta Súper: $86,1, Infinia nafta: $99,6, Diesel común: $80,9; Infinia Diesel: $93 (ver nota aparte)

Aun así, la nafta en Argentina está entre las más económicas del mundo en dólares, con un precio de u$s0,88 por litro.

Las naftas más económicas del mundo se encuentran en países que tienen control sobre el precio del commodity. Entre ellos están Venezuela (u$s0,020), Irán (u$s0,061) y Angola (u$s0,250). En el otro extremo, los países con los precios de la nafta más alta del mundo son: Hong Kong (u$s2,40), Países Bajos ($s2,058) y Noruega (u$s2,023).

Con el nuevo aumento, el costo de mantener un auto en nuestro país, también se incrementa lógicamente.

Dentro del costo de mantenimiento del auto en promedio los impuestos nacionales, provinciales y municipales se llevan el 40% del mismo. Solo la nafta participa en el 42% del precio. Para el caso de los impuestos provinciales en muchos de los insumos y autopartes participan los Ingresos Brutos que ya no tendrán límite de aumento en 2021. Los impuestos de Patentes, VTV, Transferencias, entre otros, también se llevan una importante proporción de mantener un vehículo en Argentina. Por su parte, hay que tener en cuenta que al sacar un auto OKm de la concesionaria ya viene cargado de impuestos de nacimiento, ya que el Estado participa con el 53,7 % promedio del valor del vehículo” dice Damián Di Pace, de la consultora especializada Focus Market.

En el caso de poner en venta un auto mediano por valor de $1.200.000 y colocar ese dinero en una inversión con rendimiento como un Plazo Fijo que ajuste por UVA, en promedio se podrían obtener unos $38.000 mensuales. Esto permitiría pagar el precio del servicio del auto en forma mensual para ir al trabajo, e incluso sobraría dinero.

Sin embargo, las familias le dan uso de actividades de compras, recreativo y paseo o por necesidad de urgencia al vehículo particular. Durante la pandemia muchas de estas actividades encontraron sustitutos en las motos o las bicicletas.

En paralelo, los seguros de autos, también se fueron por las nubes.

El mantenimiento de un auto se ha convertido en uno de los principales problemas para quienes hoy son propietarios de un vehículo.

El costo mensual entre patente, seguro, combustible, service y cochera (para las ciudades en donde resulta imprescindible), entre otros gastos imprevistos, supera ampliamente los $20.000 para una unidad del segmento chico o mediano, de entrada de gama, y se encarece notablemente según el modelo y la marca.

Durante los primeros meses de 2021 los propietarios de 0Km y usados sufrieron un verdadero incremento en sus bolsillos, ya que las pólizas de seguros subieron en menos de un año hasta casi el 100%.

Uno de los motivos que argumentan los productores de seguros como causales de la suba de las pólizas es la mayor valuación de los autos. Y esto se ve tanto en 0km como en usados.

En el caso de los 0km, los modelos más económicos del mercado subieron en menos de un año más de $500.000; en el caso de los SUV, la modificación de los valores fue desde los $800.000 hasta más de $1 millón; y las pick ups se incrementaron otros 900.000 pesos.

Los precios de los vehículos cambiaron tanto que un modelo con unos 4 o 5 años de antigüedad que salía $400.000 hasta el año pasado, hoy sale $1 millón. Para entender los cambios, un auto de entrada de gama sale hoy $1.100.000, como un Fiat Mobi, lo mismo que hace tres años salía un importado de alta gama, como un Audi A3“, comentó otro productor de seguros.

El incremento en el precio de los autos se trasladó directamente a los seguros. De esta manera, tomando como ejemplo un vehículo que en 2015 salía $600.000, comenzó el 2021 con una cotización de mercado de casi 1 millón de pesos.

Ese auto, si pagaba un seguro mensual de $2.300, hoy abona más de $4.300. De esta forma, las primeras pólizas renovadas en el año ya contemplaron subas por encima del 50 por ciento.

Tomando otro caso como ejemplo: un Peugeot 207 modelo 2012, que el año pasado cotizaba en $498.000, actualmente promedia 762.300 pesos. De la misma manera, el incremento del seguro que cotizaba a 1.760 pesos hace doce meses ahora saltó a 2.875 pesos, un 63% más caro.

Por otro lado un Volkswagen Golf 2015, que hace un año cotizaba en $1,4 millones, ahora elevó su valuación de $2,2 millones. Y con ellos, el seguro superó los $7.000, frente a los 3.300 pesos hace menos de un año.

En definitiva, las tasas de los seguros son las mismas, lo que cambió es la cotización de los autos“, remarca uno de los productores.

Las medidas que tomaron las compañías para enfrentar esta situación fue revisar las cuotas con más periodicidad que como se venía realizando, y hay distintos métodos.

La póliza se actualizaba un 30% cada 6 meses, y en muchos casos tenía vigencia anual. Hoy ese monto no alcanza. Entonces se revisa el pago de forma mensual“, comentaron en una compañía.

En otros casos las revisiones son trimestrales, pero tienen una cláusula que ajusta la póliza un 20% en caso de siniestralidad.

Es imposible no hacer las actualizaciones porque quedarían devaluados los autos, y si hay un siniestro, el propietario sería el afectado“, explica uno de los productores.

 

Con datos propios y de Iprofesional