El presidente Alberto Fernández pidió a los argentinos “no bajar los brazos” porque el país atraviesa un “momento muy difícil” a raíz de la pandemia de coronavirus, y recordó que “no le mentía” a la sociedad cuando le decía que “no había otra forma de preservarse que no fuera quedándonos lo más lejos del otro y a la mayor distancia“.

Tras recordar su exhortación para “evitar el transporte y la circulación” social, Fernández subrayó: “El tiempo me está dando la razón”.

Advirtió que la suba de casos de coronavirus “nos debe llamar a la reflexión y a entender que hay muchos cantos de sirena que hablan de la necesidad de ser libres“, aunque, dijo, esa libertad a la que convocan nos lleva a los contagios y a la muerte“, dijo durante un acto en el Banco Hipotecario el acto de sorteo de la nueva línea Créditos Casa Propia para refacción y construcción de viviendas.

Así, cargó contra la oposición en un día en el que el país registró récord de contagios y de muertos por coronavirus.