El presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza, Estanislao Puelles Milán, dijo que la ley “ha traído mucha incertidumbre en un mercado que no la tenía y, producto de esto, no solamente los precios de los alquileres han aumentado, sino que lo que está sucediendo es que hay menos oferta para los inquilinos”.

A partir de la puesta en vigor de la nueva Ley de Alquileres se han dado incrementos bastante sensibles, a pesar de que la misma era justamente para evitarlos, expresó a Diario San Rafael.

 

Cuánto cuesta alquilar en Mendoza? Las zonas, según sus precios - Sitio Andino

La oferta inmobiliaria, en materia de alquileres, está bastante más restringida que hace unos meses atrás producto de que hay muchos propietarios que están prefiriendo poner en venta los inmuebles, hacerse de los dólares y esta situación está perjudicando muchísimo a los inquilinos, sobre todo a aquellos que necesitan encontrar algo, porque no solamente es la Ley de Alquileres, sino también el DNU 320/20 ‘de congelamiento’, que si bien nosotros originalmente estuvimos de acuerdo, por la situación de pandemia y lo que íbamos a atravesar, también dijimos que no debía prorrogarse bajo ningún concepto porque iba a causar mucho daño, lamentablemente se prorrogó ese DNU, ya llevamos prácticamente un año (el 31 de enero supuestamente vence), algunos están hablando de que está la posibilidad de que se vuelva a prorrogar ese congelamiento y evidentemente le trae muchos problemas al mercado”, explicó.

a partir de la nueva Ley de Alquileres, las partes no se pueden poner más de acuerdo en el precio en cuanto a las actualizaciones (como era antes)”, recordó.

“Antes de esta ley, el locador y el locatario firmaban un contrato por dos años, en donde se ponían de acuerdo en cuánto iniciaba el contrato de alquiler y en cuánto se iba a ajustar semestralmente o anualmente, entendiendo lo que hubieran arreglado. Lo cierto es que tanto propietario como inquilino, sabían lo que se tenía que cobrar y pagar respectivamente, por lo que el inquilino se iba con una certidumbre. Ahora no, no solamente se extendió de dos a tres años el mínimo del plazo del contrato, sino que además la actualización no es de común acuerdo entre las partes sino que lo va a establecer el Banco Central”, añadió. Ante ello, muchos propietarios, viendo que esa suba estaría muy por debajo de la inflación, lo que hicieron fue “adelantar los aumentos”, entonces en Mendoza los mismos han estado en el orden del 45%.

Frente al intervencionismo estatal, Puelles Milan aseguró que “ya hemos tenido muy malas experiencias en la década de los 70 con esto”.

Por otra parte, lamentó que el mercado inmobiliario esté pasando por un amesetamiento. “En la medida en que no haya créditos hipotecarios, que no haya financiamiento para la gente, va a ser muy difícil que el mercado inmobiliario se reactive o solamente se va a reactivar para unos pocos. Cada vez se ve más lejos el ‘sueño de la casa propia’”, dijo.

Con contenido de Diario San Rafael

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here