Sólo unas 35 millones de tarjetas de débito de los 56,2 millones de tarjetas emitidas siguen recibiendo el beneficio de no pagar comisiones por operación, desde que el Banco Central comunicó que desde el 1 de abril, “solo las personas titulares de tarjetas de débito asociadas a cuentas sueldo, pago de jubilaciones o planes sociales podrán seguir utilizando sin costo alguno cualquier cajero, sin importar a qué banco o red pertenecen“.

En este sentido se manifestó Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional, en su Twitter.

Las nuevas restricciones no contemplaron la quita de las comisiones que cobran los bancos en las operaciones en cajeros automáticos que estaban vigentes en las anteriores. Evitar grandes traslados hasta sucursales de las cuentas de origen disminuye la circulación de personas. El gobierno, junto al titular del Banco Central, deberían haber contemplado esto y que el sistema financiero también acompañe la lucha contra la pandemia.”, escribió.

Según las estimaciones, 21 millones de tarjetas están actualmente sujetas a pagar cargos.