Según informó Diario de Cuyo, hoy en la mañana, el titular de la Dirección de Protección Civil, Francisco Suraci, indicó que los heridos son familiares y que viven en la zona de Carpintería, al Sur de Pocito, en el límite con Sarmiento, lugar del epicentro del sismo.

Según relató, el techo de la vivienda precaria que habitan se desplomó en medio del terremoto y los golpeó.

Si bien aún estamos esperando el parte actualizado sobre su estado de salud, porque permanecen internados, sabemos que los menores tienen algunos golpes o fracturas y están fuera de peligro. El estado de la persona adulta es más complicado, debido a que tiene una lesión en la mandíbula y sufrió un fuerte golpe en la cabeza”, indicó Suraci, quien no dio a conocer la identidad de los heridos.

En tanto también hoy llegaron a San Juan las segundas dosis de la vacuna Sputink V, aunque el gobernador Sergio Uñac ya adelantó que la vacunación está suspendida hasta terminar la asistencia a los damnificados por el sismo.

En cuanto al estado de situación en el resto de la provincia, dijo que no hay mayores novedades con respecto a lo que se dio a conocer anoche. Y que siguen recorriendo las zonas más afectadas al igual que el personal del Ministerio de Desarrollo Humano para relevar y asistir a quienes lo necesitan.

Sin embargo lo que resulta claro es que, como siempre ocurre ante cualquier desastre, los más desprotegidos son los que más deben sufrir. Esto fue retratado por periodistas de diversos medios locales.

Familias de Pocito y Sarmiento: el dolor de ver las ruinas y la necesidad de volver a empezar - Terremoto en San Juan

En tanto, muchas familias de asentamientos ubicados en la zona Sur de Pocito y las localidades de Sarmiento, epicentro del terremoto de Magnitud 6,4 que anoche azotó a San Juan, perdieron sus escasa pertenencias según consignaron diferentes medios sanjuaninos por los daños sufridos.

Un equipo de Diario de Cuyo recorrió las calles y fue testigo de cómo la gente alumbraba los escombros con las linternas de sus celulares viendo qué podían rescatar.

“Al menos se salvó la caja de herramientas. Es importante, porque mañana voy a poder salir a trabajar. Ahora hay que volver a empezar”,le decía un hombre del asentamiento La Unión, ubicado en Calle 15 y Aberastain, de Pocito, a un vecino.

En Sarmiento, un señor de edad mayor y con discapacidades se lamentaba: había perdido toda la documentación y sus remedios bajo el techo de su casa, que estaba al ras del suelo. Además, familias que no perdieron sus viviendas decidieron sacar los colchones y dormir a la intemperie, mientras las réplicas del sismo se sucedían una tras otra.
Familias de Pocito y Sarmiento: el dolor de ver las ruinas y la necesidad de volver a empezar - Terremoto en San Juan
Familias de Pocito y Sarmiento: el dolor de ver las ruinas y la necesidad de volver a empezar - Terremoto en San Juan
Imágenes logradas por Diario de Cuyo, San Juan