Transportistas Unidos es una organización de alrededor de 2 mil camioneros que se agruparon para representar a los propietarios de camiones que no están agremiados en ninguna entidad.

Ahora, volvieron a cortar este martes la ruta nacional 9 en reclamo por la actualización de las tarifas a raíz de los incrementos de los costos logísticos. Lo mismo ocurrió durante la jornada del lunes y se presentaron importantes demoras. 

El bloqueo se concentra esta vez en el kilómetro 233 de la Ruta 9, a la altura de San Nicolás de la mano de Rosario hacia Buenos Aires. Reportaron que hay más de seis kilómetros de cola.

Cada 20 minutos habilitan el paso para dejar pasar a algunos vehículos y luego vuelven a cerrarlo. Es un reclamo que se extiende desde el fin de semana y desde Transportistas Unidos de Argentina señalaron que la medida será por “tiempo indeterminado” y es de alcance nacional, por lo que hay más de 40 puntos afectados en todo el país.

El lunes la protesta se desarrolló desde el kilómetro 78, a la altura del pueblo Ester, en Santa Fe, hasta el empalme con la ruta nacional 11, en el kilómetro 326, sobre la ciudad de San Lorenzo, al norte de Rosario.

La entidad ratificó su postura luego de que la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) publicara que el 2020 cerró con un importante aumento de sus costos para el transporte de carga, con un acumulado del 35 por ciento.

En diálogo con el portal Agrofy News, el presidente de Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), Santiago Carlucci, explicó: “Pedimos que se escuche dicho reclamo legítimo, con el objetivo de mejorar el sector, que desde hace un año está sufriendo bajas considerables, donde muchos compañeros y dueños están perdiendo las unidades por las políticas económicas aplastantes y arbitrarias, que sufre mes a mes en el sector“.

En un petitorio elevado a las autoridades, los transportistas pidieron una tarifa regulada para las cargas generales, la actualización de las tarifas en base al aumento de costos de combustible, que la tarifa mínima por kilómetro sea de $85, el control estatal de los pagos de los fletes, la creación de un ente regulador que revea condiciones y valores para obtener carnet de manejo, mayor acceso de las empresas a subsidios para la compra de gasoil, una tarifa única de fletes y rebaja en los costos de revisión técnica.

JPE​