Hace algunos días, Victoria Donda quedó en el medio de la polémica luego de que su empleada doméstica denunciara que le ofreció un contrato en INADI o anotarla en un plan social, si ella renunciaba al trabajo en su casa.

Pese a esta grave denuncia, Donda fue ratificada en su puesto frente al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) por el presidente Alberto Fernández  al prorrogar por 180 días la intervención de ese organismo.

Así lo establece el decreto 22/2021, publicado en el Boletín Oficial con la firma de Fernández, del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y de la ministra de Justicia, Marcela Losardo.

De esta manera, se extiende la intervención dispuesta por el decreto Nº 587, del 8 de julio de 2020, en el Inadi, organismo descentralizado que actúa en la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

«Le iniciamos una demanda penal y otra en el fuero laboral«, por delitos contra el Estado y contra la empleada, dijo el abogado de Arminda Banda Oxa, quien trabajaba en la casa de Donda.

El abogado Osvaldo Barsanti difundió un audio, en el que Donde le dijo: “Yo lo que te estoy diciendo es que por ahí se te puede anotar en un plan o algo, podemos por ahí anotarte. Necesito que vos me digas eso, si renunciás, porque hay que darte de baja para poder anotarte en un plan. Igual, después se puede pagar para que saques la jubilación. Pero yo también necesito resolver eso. Y entiendo también que necesites tu plata. En los planes están cobrando unos 10.000 pesos y las contraprestaciones pueden ser cerca de tu casa«.

Además, se difundieron mensajes de texto, donde la funcionaria le dijo también: «Decime que querés hacer y si puedo ayudar en algo con lo de tu hermana. También podemos ver un contrato en el INADI«.

Según dijo el letrado, el conflicto comenzó cuando la mujer comenzó a analizar la posibilidad de jubilarse. La carta documento que envió a la titular del Inadi, dijo, fue «por las deficiencias registrales y porque durante la cuarentena Victoria no se hizo cargo de los salarios cuando ellos no podían prestar servicio», según señaló en comunicación con Radio Rivadavia. Barsanti sostuvo que la mujer trabajó para Donda 14 años y que durante diez no estuvo registrada formalmente, y que ante el reclamo, la funcionaria «contestó con ofrecimientos de planes o contrataciones en el INADI a cambio de su denuncia”, en referencia a uno de los chats entre ambas que dio a conocer, donde la ex-diputada también le ofrece la posibilidad de una contratación en el organismo del Estado a ella o a su hermana. Por este motivo, el abogado de la mujer realizó dos presentaciones judiciales, una en el fuero laboral y otra en el fuero penal.

En sus redes sociales, Donda hizo público su descargo, donde ratificó sus declaraciones a este portal y sumó: «Entiendo la preocupación que esta situación generó en muchas personas que de buena fe me escribieron por las redes solicitando información al respecto. El trabajo no registrado es un problema estructural en nuestro país y es completamente válido pedirle explicaciones a nuestros dirigentes si aparecen rumores o trascendidos como los que se deslizaron hoy». Sobre la situación de la trabajadora, reiteró que «todo se encuentra en regla» y que está en condiciones de «comprobarlo ante quienes lo requieran o ante la misma Justicia de ser necesario«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here