Las jubilaciones y pensiones aumentarán 5% a partir de diciembre, sin embargo, uno de cada cuatro haberes habrá perdido contra la inflación, en la fórmula del Gobierno.

A juzgar por los incrementos anteriores otorgados vía decreto por el presidente Alberto Fernández y el 5% que viene,uno de cada cuatro haberes (que están por encima de la mínima) cerrarán el 2020 con una pérdida real de poder de compra.

Esta vez el alza nominal se aplicará por igual a los 7,1 millones de jubilaciones y pensiones nacionales. Y también lo percibirán las 8,8 millones de distintas asignaciones que paga la Anses a menores de 18 años. Esto representa un presupuesto de 17.500 millones de pesos al año.

Así lo anunciaron ayer el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, en una conferencia en Casa Rosada.

Esto le da un incremento a las jubilaciones mínimas del 35,3% en lo que va del año. De este modo el 75% de los beneficios previsionales le ganan a la inflación, dijo Cafiero. No precisó, no obstante, cuál es el alza anual acumulado para quienes cobran más que la mínima.

Con la fórmula de movilidad impulsada por el macrismo que ataba los haberes a la variación de la inflación, todos los ingresos de los jubilados y pensionados hubieran aumentado este año en línea con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el Indec.

Raverta dijo que el Gobierno espera ya en marzo actualizar los haberes con el nuevo índice de movilidad que arrojará la ley impulsada por el Frente de Todos en el Congreso Nacional. Y Cafiero agregó que la semana que viene la iniciativa podría ser enviada a Diputados.

La jubilación mínima era de 14.067,93 pesos en diciembre de 2019 cuando asumió Fernández y actualmente se ubica en los 18.129 pesos. El aumento del 5% equivale a 906,45 pesos, por lo que el haber mínimo pasará a 19.035 pesos.

Para el haber máximo de 126.897 pesos significa un incremento de 6.344,85 pesos. Este haber en diciembre de 2019 era de 103.064 pesos y en el mismo mes de 2020 alcanzará los 133.241,85 pesos. El alza otorgado vía decreto será entonces del 29,3% para este sector.

La jefa de Anses intentó evitar que se mencionara la palabra ajuste a lo largo de la conferencia, pero en definitiva lo que anunció fue un fuerte recorte al bolsillo para el 25% del universo de jubilados y pensionados.

Para morigerar el impacto de la noticia, Raverta destacó que el Gobierno este año devolvió la gratuidad en unos 170 medicamento a los afiliados al PAMI y también señaló que el Gobierno decidió mantener congeladas las tarifas de los servicios públicos, de tal manera que la “pesadilla” de ver cómo se pagaba la luz y el gas “ya no ocurriera” durante la pandemia de Covid-19.

Tras la suspensión de la movilidad jubilatoria atada al inflación sancionada por el macrismo, este año se establecieron aumentos por decreto pero en forma segmentada, por lo que quienes cobran más que la mínima se vieron perjudicados.

Fernández puso el ajuste en contexto ayer en una entrevista con el canal C5N. Pidió que se tenga en cuenta que la Argentina está “en una situación fiscal muy compleja, que ha hecho que el déficit fiscal este año debe estar rondando los nueve puntos”.

“Ahora, nosotros no queremos que la corrección del problema fiscal pase por los que peor están. Por lo tanto, no está en nuestro plan ajustar sobre los jubilados como algunos dicen”, afirmó. Pero reconoció que a la inflación le empatan sólo los de la base de la pirámide.

Contenido de Bae Negocios