La agencia de noticias estatal entró sorpresivamente en paro de actividades en repudio de la medida.

Cecilia Guardati trabajaba desde hace casi 20 años en la agencia de noticias. Pese a la prohibición de despidos, Bernarda Llorente la echó porque “violó la exclusividad” al colaborar en forma eventual para TN y otros medios argentinos.

Pese a la prohibición legal de despidos, la conducción de Télam, encabezada por Bernarda Llorente, echó a la corresponsal en España, Cecilia Guardati, por colaborar en forma eventual para otros medios “de la Argentina”, incluyendo la cadena de noticias TN, perteneciente al grupo Clarín.

A ver, como te lo digo #quedateencasa + https://k62.kn3... en Taringa!

La periodista trabajaba desde hace casi 20 años en Télam. Pero este jueves recibió un telegrama de despido, “con justa causa”, por “violar la exclusividad”, al trabajar también para otros medios, dijeron fuentes oficiales.

Tenía un sueldo muy alto y violó la exclusividad que tenía con la agencia, ya que por el monto de su salario tenía que tener exclusividad para la Argentina con Telam“, agregaron fuentes del Gobierno.

Sin embargo, los periodistas de Télam resolvieron realizar un paro de 24 horas, durante todo este día viernes, en protesta por el despido de la corresponsal en Barcelona.

En una multitudinaria asamblea virtual, que arrancó el jueves por la noche y se extendió hasta la una de la madrugada del viernes, los trabajadores de Télam resolvieron “iniciar un paro hasta las 24 horas del día viernes 2 de octubre. Y convocar a una nueva asamblea para el lunes 5, posterior a la reunión pautada con la empresa para abordar el despido de la compañera”, señaló en un comunicado la Comisión Gremial Interna de Télam, del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

Uno de los colegas de Guardati en la agencia de noticias estatal le dijo a Clarín: “Tal como hace la mayoría de los periodistas que cobran sus sueldos en la Argentina, la corresponsal colaboraba en forma eventual con TN y otros medios, pero sin descuidar su trabajo principal como empleada de Télam“.

La corresponsal a lo largo de estos años colaboró laboralmente en decenas de lugares para redondear un sueldo acordé al costo de vida del lugar donde vive porque con el sueldo (en pesos) de Télam no le alcanza. Hubo movidas contra ella en los últimos tres meses, aprietes, amenazas de hacerla regresar y versiones de reproches por su colaboración con TN, donde ni siquiera es empleada. Se trata de una periodista de gran capacidad, compromiso con la noticia y rigor profesional“, planteó otro periodista de Télam, que pidió mantener su anonimato, para evitar represalias de la empresa.

El despido de Guardati provocó el primer conflicto masivo en Télam con la conducción de Llorente, donde una Asamblea de trabajadores declaró un paro por 24 horas, luego de una reunión con la conducción de la agencia que no tuvo los resultados esperados por los periodistas.

Es que los colegas de Guardati destacaron su trayectoria en la corresponsalía en Barcelona, donde cubrió desde el proceso de separatismo catalán hasta la pandemia de coronavirus. Además, muchos periodistas que trabajan en Télam tienen otros trabajos, en programas de radio, televisión, portales de noticias y newsletters digitales, que nunca fueron cuestionados por la actual conducción de la agencia de noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here