Al menos siete personas han muerto y otras quince han resultado heridas en un tiroteo en seis puntos del centro de Viena, entre ellos, uno de los atacantes y también un policía.

La primera versión indicaba que los terroristas habían atacado una sinagoga, pero luego confirmaron la toma de rehenes en un restaurante japonés. Se estima que el ataque tiene varios objetivos.

El periódico Kronen Zeitung informó que el ataque tuvo lugar en la calle donde se encuentra la sinagoga principal de la ciudad. Varios medios también indicaron que hubo disparos cerca de la plaza Schwedenplatz.

La Policía de Viena ha informado de una «gran operación» policial en el centro de la capital austríaca, ha confirmado que hay «varias personas heridas» y ha pedido a la población que evite permanecer en lugares públicos.

La agencia APA asegura que Interior habla ya o de un atentado terrorista o de un acto violento, pero sin precisar más detalles, y que al menos uno de los atacantes ha fallecido mientras otro más se habría dado a la fuga.

Uno de los tiroteos se produjo sobre las 20.00 hora local (19:00 GMT) en la calle donde está una de las sinagogas más importantes de Viena, donde en 1981 se produjo un atentado que dejó dos muertos.

Esa calle forma parte de una de las zonas de ocio nocturno más populares de Viena, y muchas personas aprovechaban allí las últimas horas abiertas de los bares antes de que a partir de esta noche entrase en vigor un toque de queda y un cierre por un mes.