Magistrados y funcionarios judiciales equiparados a jueces de la provincia, recibirán un aumento salarial del 20%.

Se trata de un aumento ordenado por la Suprema Corte de la Nación, a la que la provincia debe adherirse.

El enganche con la Justicia Federal se convalidó con un acuerdo que firmó el ex gobernador Celso Jaque con la Asociación de Magistrados en 2008. Este convenio ayudó a apaciguar los conflictos que se dieron durante el gobierno de Julio Cobos con jueces provinciales. A partir de ese momento, la Provincia debe aceptar el incremento que disponga la Corte Suprema de la Nación sin objeciones.

Con este acuerdo, cada aumento que se establezca en la justicia federal se aplicará en los sueldos de jueces y equiparados a magistrados mendocinos. Si bien no cobran todos lo mismo, los porcentajes de incremento si son iguales.

Bajo el régimen de “enganche” a los salarios de los jueces se encuentran, además, el Fiscal de Estado, el Asesor de Gobierno y los vocales del Tribunal de Cuentas de Mendoza. Por el momento, también lo harán una veintena de equiparados a magistrados que, si bien se sancionó una ley para que dejaran de serlo, la Justicia dio lugar a una cautelar presentada por los afectados y así continúan cobrando sueldos altos.

De acuerdo a fuentes oficiales, la Corte mendocina decidió aplicar este aumento en los primeros meses de 2021. La principal razón de este desfasaje con los sueldos de Nación, radica en que los empleados judiciales no habían recibido incrementos durante todo el 2020. Así, se buscó evitar tensiones hasta que se resolvieran las negociaciones paritarias. En el caso del gremio de Judiciales, firmaron su acuerdo el 26 de enero pasado.

Este régimen sólo cubre a los magistrados, mientras que los haberes de los empleados judiciales mendocinos dependen directamente del Gobierno provincial. Por este motivo, los trabajadores de este sector están incluidos en las paritarias con el resto de los estatales.

 

Fuente: Amira Ascar, de Los Andes