Guillermo Nielsen dejará la presidencia de YPF. En su reemplazo, lo sucederá el diputado kirchnerista Pablo González, exvicegobernador de la provincia de Santa Cruz entre 2015 y 2019aunque primero el Congreso deberá sesionar para oficializar la renuncia a la banca (que tampoco todavía se comunicó).

Lo curioso es que Nielsen deja la empresa en medio del megacanje de US$6200 millones que lanzó la petrolera hace dos semanas. De hecho, el exsecretario de Finanzas durante el gobierno de Néstor Kirchner fue uno de los que encabezó la agresiva reestructuración, según cuentan dentro de la compañía.

No es una sorpresa la salida de Nielsen de la empresa con control estatal más importante del país. El economista tenía una relación cercana con el presidente Alberto Fernández y por eso llegó a la conducción de la petrolera, aunque no tenía experiencia en el sector energético.

Desde el inicio de su gestión estuvo aislado de la toma de decisiones del negocio, que quedó en manos del CEO,Sergio Affronti, puesto ahí por la vicepresidenta Cristina Kirchner, tras la recomendación del expresidente de YPF y fundador de Vista Oil, Miguel Galuccio. Ahora, presidente y CEO responderán a la misma líder política.

El nuevo funcionario en YPF, Pablo González, de 52 años, fue elegido diputado en las últimas elecciones luego de acompañar en la gobernación de Santa Cruz a Alicia Kirchner. Al momento de asumir como legislador, en diciembre de 2019, dedicó el juramento “por la memoria de Néstor Kirchner”.

El futuro presidente de YPF tampoco cuenta con experiencia en el mercado de producción de petróleo y gas. Solo se desempeñó en el sector energético como director de la distribuidora de gas de Santa Cruz, Distrigas, y como asesor legal y gerente de Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), la compañía provincial encargada de la distribución de electricidad y del saneamiento.

Anteriormente había sido senador nacional (2011-2015), consejero de la Magistratura de la Nación (2014-2015), jefe de Gabinete de Ministros de Santa Cruz (2008-2011), fiscal de Estado (2003-2007), y diputado provincial (2007). Entre 1999 y 2003 se desempeñó como subsecretario de Recursos Tributarios de la provincia, cuando gobernaba el expresidente Néstor Kirchner.