Decenas de empleados de la Justicia podrán seguir cobrando sueldos de privilegio sin las responsabilidades de un juez.

Al aceptar la cautelar, la Corte permite que los “equiparados” sigan percibiendo sus salarios hasta que se resuelva el fondo del conflicto. Es decir, si están alcanzados por la norma y si la misma es constitucional.

Ordenar al Gobierno de la Provincia a través de sus dependencias competentes en la materia, se abstenga de emitir acto o medida que de modo alguno altere la actual situación de revista o el modo en que se liquidan y abonan los haberes de los accionantes hasta tanto se dicte sentencia definitiva en estos autos“, señala la resolución.

Con esta resolución Elizabeth María Carbajal, secretaria del expresidente del máximo tribunal, Jorge Nanclares, seguirá cobrando su sueldo habitual que supera los 400 mil pesos.

Entre los beneficiados están Carlos Quiroga Nanclares (secretario de Gestión y Control),  Eleonora Lamm (subdirectora de Derechos Humanos), María Milagros Noli (Directora de la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la justicia), Cristóbal López Maida (Subdirector de Niñez y Adolescencia) y Romina Cucchi (Sub Directora de Ejecución Penal), Beatriz Elena Chávez (Inspectora del Ministerio Público Fiscal), Sandra Canese (Inspectora y Delegada de la Procuración General en la Cuarta Circunscripción), Jorge Frigerio (Administrador Financiero del Ministerio Público Fiscal), Alfredo Eduardo Clavel (Inspector en el Ministerio Público Fiscal), Jorge Rubio (Inspector del Ministerio Público Fiscal), Mario Alberto Gabriele (delegado de la Procuración General e Inspector), Alberto Luis Tonelli (Delegado del Procurador en la tercera Circunscripción), Gerardo González (Director de Perfeccionamiento y Modernización del Ministerio Público Fiscal), Javier Alejandro Salinas (Director del Cuerpo Médico Forense y Criminalístico) y Juan Manuel Lima (a cargo de la Oficina de Jurisprudencia del Ministerio la Defensa y Pupilar).

Todos ellos tienen funciones administrativas pero cobran como magistrados. Esto lleva, por ejemplo a que sus sueldos sean considerablemente mayores (en algunos casos más del doble) que lo que perciben funcionarios que cumplen tareas similares en el Poder Ejecutivo. Incluso, casi todos ellos tienen sueldos superiores al del gobernador Rodolfo Suarez.

Otro dato llamativo es que algunos de los equiparados son familiares directos de exmagistrados de la Corte, como es el caso de Carlos Quiroga, sobrino del expresidente de la Corte y recientemente jubilado Jorge Nanclares. Otro caso es el del director de Perfeccionamiento y Modernización del Ministerio Público, Gerardo González. Se trata del hijo del exProcurador General Rodolfo González.

La Sala Segunda de la Corte decidió darles lugar a las medidas cautelares presentadas por todos los equiparados a magistrados en contra de la Ley sancionada en la Legislatura que los emplazaba a perder el beneficio del percibir salarios que -en algunos casos- superan los 400 mil pesos. Así lo determinaron los jueces Omar Palermo Mario Adaro, con el voto en disidencia de José Valerio.

Luego de que la Legislatura provincial sancionara la ley 9230 que ponía fin a la figura de “equiparados a magistrados”, decenas de empleados del Poder Judicial presentaron una batería de acciones judiciales para no perder el estatus adquirido. El reclamo fue presentado por la secretaria Administrativa, Ceremonial, Protocolo y Audiencias de la Corte, Elizabeth Carbajal cuyo sueldo es de 406 mil pesos por mes, pero también por el resto de los equiparados que trabajan en la Corte, el Ministerio Público y el Ministerio de la Defensa.

 

Con datos de MDZ, y El Sol

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here