El organismo dejará de ser querellante en todas las causas contra la ex-presidente  por “falta de recursos”

La medida conocida hoy fue firmada por el titular del organismo Félix Croux , quien argumentó que la Oficina Anticorrupción desistirá de ese rol por la falta de recursos y de personal.

Así, habrá de disponerse el desistimiento del rol de querellante en los procesos penales en los que se interviene en tal carácter“, expresó.

El retito de los abogados de la la OA será inmediato: en los juicios que están en debate oral, solo se quedarán hasta que se presente la prueba. A la hora de alegar, ya no estarán.

Para contribuir al orden de la litis, en aquellos que transitan la etapa de audiencia oral de juicio, se dará cumplimiento a lo aquí dispuesto cuando culmine la recepción de la prueba propuesta por la representación de esta Oficina“, ordena Croux.

Así, la OA deja la responsabilidad de acusar al Ministerio Público Fiscal, a quien consideran como “legitimo representante” de los intereses del Estado. Además, habrá una reorganización del personal.

En tanto en todas ellas el interés social se encuentra garantizado con la actuación de la fiscalía (art. 120 de la CN y ley 27.148), pónganse a disposición del Ministerio Público Fiscal de la Nación los antecedentes obrantes en esta Oficina relativos a esos procesos. Por último, corresponde encomendar a la Dirección Nacional de Asuntos Estratégicos que, en consulta con las demás dependencias de la Oficina, se revisen los protocolos de actuación administrativa interna del organismo y, asimismo, eleve dentro de los treinta días de dictada la presente, una propuesta de reasignación del personal conforme a los objetivos de la gestión”, expresa la resolución.