Vecinos de San Carlos están convocando en redes sociales a manifestarse por Justicia, en relación a la tragedia que enlutó al Valle de Uco.

La fiscal de Tránsito Viviana Crespillo, en coordinación con el fiscal en jefe Javier Pascua, analizan si corresponde una acusación por homicidio culposo o por homicidio simple con dolo eventual.

Esta última calificación prevé penas de 8 a 25 años de cárcel, en medio de la creciente presión social.

La convocatoria consiste en un aplauso a las 20 hs, que los vecinos esperan se haga masivo, como una forma de reclamo por justicia ante los acontecimientos que convirtieron en un drama inenarrable para las vidas de dos familias.

En este sentido hay que decir que las redes sociales se inundaron de expresiones de todo tipo, entre las cuales las que más abundan es el el pedido de “prisión perpetua” para el que la sociedad califica de “Asesino“.

En tanto, se conocieron más detalles relativos a la tragedia, en la propia declaración de la niña sobreviviente, de 9 años, que explicó que “Iba a alta velocidad“. Tanto ella como los dos hijos de Mariana Salinas (29), quien también murió en el hecho, no fueron alcanzados por el vehículo.

Según las primeras pericias, los tres niños se habían adelantado algunos metros y pudieron ver que el Peugeot 206 de Paco venía por calle San Martín “como loco” hacia donde ellos se encontraban.

Tras correrse hacia un costado del camino, lo siguiente que observó la niña fue a su madre tendida sobre la calle y a su hermanita en el interior de una cuneta.

Acto seguido, un vecino de la zona acudió a auxiliar a los niños y retirarlos de la escena para evitar que continuaran viendo las terribles imágenes de sus madres sin vida.

Para finalizar, desde la familia de Lazcano pidieron que “se haga Justicia y que el conductor no recupere la libertad”.

La fiscal de Tránsito del Valle de Uco, Viviana Crespillo, contó con la colaboración del ayudante fiscal Reinaldo del Río y ambos trabajan intensamente para ordenar los diferentes peritajes y análisis que se han ido incorporando al expediente.

Por ahora, lo que más complica a Paco es el test de alcoholemia, que arrojó que Gabriel Rubén Paco (21) que conducía un Peugeot 206, tenía 2,26 gramos de alcohol por cada litro de sangre cuando fue detenido, es decir, casi cinco veces más de lo permitido por la Ley de Tránsito (0,5).

Esa cantidad podría aumentar cuando los especialistas realicen el cálculo retroactivo, para conocer con precisión cuánto alcohol en sangre tenía el conductor al momento del hecho. Esto porque el accidente ocurrió a las 20 y el acusado fue aprehendido alrededor de las 23 después darse a la fuga por entre unas viñas de la zona.

Según pudieron determinar los efectivos policiales, Paco estuvo consumiendo bebidas alcohólicas con un amigo antes del hecho.

Con respecto al Peugeot 206 que el joven al volante dejó abandonado en la escena, personal de la Policía Científica tomó rastros epiteliales que permitirán conocer con qué sector del rodado impactó a cada una de las víctimas.

En el lugar del hecho se realizaron todo tipo de mediciones y análisis correspondientes para obtener mayores precisiones sobre la mecánica del accidente.

Más allá de las pruebas que están en espera, en las próximas horas Paco será imputado.

Viviana Crespillo, en coordinación con el fiscal en jefe Javier Pascua, analizan si corresponde una acusación por homicidio culposo o por homicidio simple con dolo eventual. Esta última calificación prevé penas de 8 a 25 años de cárcel, en medio de la creciente presión social.