Jorge Brito, el banquero más importante de la Argentina, que viajaba junto a su piloto personal, sufrió un siniestro aéreo luego de almorzar con el gobernador de Salta Gustavo Sáenz.

El accidente ocurrió por la zona del embalse Cabra Corral, 70 kilómetros al sur de la ciudad de Salta y cerca del Parque Nacional los Cardones, en el centro de la provincia del norte argentino el empresario Jorge Brito había dejado la capital provincial poco después del mediodía tras haber mantenido una reunión y almuerzo con el gobernador Gustavo Sáenz en la finca del mandatario.

El helicóptero se habría enganchado con un cable de metal que sería usado para una tirolesa, ya que esa es una zona de turismo aventura. Ese atractivo en particular, la Tirolesa del vuelo del cóndor, ofrece una recorrida por encima del cañón del río Juramento de hasta 140 metros de altura.

Según el parte de la policía de Salta, las fuerzas de seguridad se enteraron del accidente luego de que una mujer que estaba haciendo rafting en la zona, pasando por el dique Cabra Corral, vio el helicóptero en el agua. Alrededor de las 15:44, esta mujer llamó al servicio de emergencia para comunicar lo que había visto.

En tanto, a las 16:11 otra mujer, Ana Romero, se contactó con las fuerzas de seguridad para contar que su pareja se había acercado a la zona del accidente. El hombre comentó que vio dos cuerpos, uno de ellos con la cabeza sumergida en el agua, y que ninguno de los dos tenía signos vitales.