El ministro de Gobierno de Mendoza, Víctor Ibáñez, ratificó esta tarde que “a partir de la cero hora de mañana sábado, y durante 9 días, desaparece el alerta sanitaria provincial que rige entre las 23:30 y las 5:30“.

Nosotros estamos de acuerdo en que se debe entrar y salir (de las restricciones). Estamos entrando al invierno y la curva crece en todo el país“, expresó esta tarde. “Si se toma una medida razonable y cumplible (SIC), la acompañamos“, agregó.

No obstante, el Gobierno provincial pretende ser terminante en cuanto a los plazos y descarta todo tipo de prórroga del confinamiento.

El 31 volvemos a la situación actual, con las restricciones que tenemos ahora“, recalcó Ibañez.

Pero durante sábado y domingo, y a lo largo de toda la semana que viene, no será así. Aunque no haya todavía un decreto que lo indique, ya es un hecho que cada día sólo se podrá circular en las cercanías de los domicilios, entre las 6 y las 18.

No funcionarán clubes, ni gimnasios, ni canchas de fútbol 5, porque no estarán permitidos los deportes grupales. Apenas se podrá salir a caminar o correr, o andar en bicicleta. E ir a comprar al supermercado y el almacén de acuerdo con el cronograma de terminaciones del DNI.

El transporte público estará muy restringido, con frecuencias como las de los domingos en el área metropolitana, y con colectivos que en forma “excepcional” trasladarán a personas entre el Gran Mendoza y los departamentos.

Después de las 18 de cada día, sólo quedarán exceptuadas de quedarse en la casa las personas que cumplan tareas esenciales (queda por confirmar en el DNU si la Nación mantendrá la lista actual de esenciales o la cambiará) y quienes hagan delivery, quien tendrá permiso para repartir productos hasta las 23.

El control del cumplimiento de la “Fase 1 será “riguroso“, prometió Ibañez, con fuerte presencia de fuerzas de seguridad en los distintos accesos, particularmente.

Esta tarde, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic,  expresó que  había mantenido una reunión por video conferencia con sus pares de las 24 jurisdicciones, y “se había acordado el apoyo de las fuerzas federales en caso de ser necesario, para asegurar el cumplimiento“.

 

Foto de archivo