La Federación Económica de Mendoza (FEM), expresó su preocupación por el impacto que tendrán las medidas en pymes y comercios de la provincia, especialmente en aquellos que no entran en la categoría de esenciales.

La organización destacó que “todo trabajo es esencial para quien depende de él”.

En ese contexto sus integrantes piden lo mismo que solicitó CAME y reclamaron auxilio financiero, impositivo y previsional para evitar el colapso de las pymes.

Según su visión, el gobierno deberá plantear un plan de contingencia con suspensiones de todos los cargos impositivos, financieros, patronales y restablecer la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Los datos de la FEM, señalan que las pymes movilizan el 70% del empleo privado de la Argentina y por el impacto de la primera cuarentena estricta, CAME informó que registró un cierre masivo de comercios que alcanzó a un 15.6% de los locales del país, que representan más de 90 mil comercios.

 

Datos de FEM