Se trata de un sujeto llamado Carlos Alberto Juárez Torres, quien figuraba como personal de la Delegación Valle de Uco de la repartición desde 2015, aunque nadie lo conocía en las oficinas.

Incluso no hay registro de que haya trabajado alguna vez. Aunque el sueldo se lo pagaba el Estado, desde la delegación informaron que “indican que esa persona no prestaba servicios en esa Delegación”.

No prestaba servicios desde fines del año 2015 y que con anterioridad sólo lo habían visto alguna veces, ya que el mismo se desempeñaba como “GESTOR” de la gestión anterior

En el área administrativa no figuraba ninguna licencia, ni perdido de excepcionalidad, ni adscripción. Los únicos registros del agente fantasma era el pago del sueldo, que se hizo efectivo hasta marzo del 2018. Luego del sumario, que recién se terminó el año pasado, se decidió la cesantía del agente. “Aplíquese la sanción de cesantía al agente de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Carlos Alberto Juárez Torres”, dice el Decreto 1750 firmado por Suarez a finales del año pasado.