El diputado nacional Máximo Kirchner presentó un proyecto que prohíbe, durante 30 años, cambiar el uso de las propiedades incendiadas.

La iniciativa, que fue calificada como «un delirio» por parte de Juntos por el Cambio, propone prohibir, durante 30 años, que se modifique el destino dado a aquellas áreas afectadas por incendios, hayan sido intencionales o no.

Según el proyecto, no podrían desarrollarse en esas tierras explotaciones agrícolas diferentes a las vigentes en la superficie en el momento de iniciarse el fuego ni emprendimientos inmobiliarios o cualquier otro tipo de nueva actividad.

La iniciativa, que modificaría la ley 26.815 de Manejo del Fuego, propone incorporar un nuevo artículo que establece que «en caso de incendios, sean estos provocados o accidentales, que quemen vegetación viva o muerta, en zonas agrícolas, praderas, pastizales, matorrales y en áreas donde las estructuras edilicias se entremezclan con la vegetación fuera del ambiente estrictamente urbano o estructural se prohíbe, por el término de 30 años, la realización de emprendimientos inmobiliarios; cualquier actividad agrícola que sea distinta al uso y destino que la superficie tuviera como habitual en el momento del incendio y la modificación de uso de una superficie con el fin de desarrollar prácticas de agricultura intensiva, excepto en los casos que dichas prácticas antecedan al evento«.

La iniciativa fue avalada, no solo por el Frente de Todos;  sino que también cuenta con el apoyo del Interbloque Federal, con las firmas de Eduardo «Bali» Bucca y de Graciela Camaño, y del jefe del interbloque Unidad para la Equidad y Desarrollo, José Ramón.

Juntos por el Cambio rechazó de plano el proyecto.

«Creemos que es una solución irracional porque castiga exclusivamente al propietario, independiente del hecho que cause el incendio. Legisla sobre las cenizas y no evita los incendios ni su propagación«, enfatizó la diputada radical Brenda Austin, vicepresidenta de la Comisión de Recursos Naturales, presidida por el diputado kirchnerista Leonardo Grosso.

También la diputada Mariana Zuvic, de la Coalición Cívica, alertó sobre las implicancias de este proyecto.

«Es la ley de la venganza. Se criminaliza al dueño de la propiedad afectada por el incendio, sea intencional o accidental. Le inhibe durante un plazo de 30 años a poder usar el suelo. Por ejemplo, si una propiedad en Cariló, en Pinamar, en Villa La Angostura, se incendia de manera no intencional, el dueño no podrá disponer de esa propiedad para otro fin que el que tenía originalmente. Se está lesionando, con esta regulación, el derecho al uso de la propiedad«, enfatizó.

Proyecto de Máximo Kirchner

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here