Según informó Aerolíneas Argentinas, se trataba del vuelo «AR1304 Ezeiza -Miami», que llevaba a 270 pasajeros y 12 tripulantes y tenía prevista su salida a las 7.35, cuando el «personal de tierra de la empresa recibe en su teléfono una amenaza asociada al vuelo mencionado«.

Ante esta situación, la Policía de Seguridad Aeroportuaria activó los protocolos de seguridad y tanto los pasajeros como el personal de la compañía fueron desembarcados y el avión movido a la posición de seguridad para la inspección. En redes sociales se viralizó un video en el que se ve a los pasajeros descendiendo en la pista de aterrizaje y siendo trasladados hasta la puerta de embarque 22.