El Gobierno extenderá la prohibición de despidos y suspensiones por 90 días, y la doble indemnización en el caso de los despidos sin causa estará vigente durante todo el año.

En medio de la crisis económica, que dejó tras la cuarentena a cerca de 4 millones de personas sin empleos, el Gobierno busca así mantener la barrera para evitar desvinculaciones en el comienzo del año electoral. El presidente Alberto Fernández ya tiene a la firma el decreto con las medidas, un reclamo del sindicalismo.

Cuando restan días para que se venza el plazo para echar empleados -la duplicación del costo indemnizatorio vence el lunes-, desde el Gobierno confirmaron que, como dice el último decreto, “los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto” en este texto “no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales“. La medida no se aplicará “en el ámbito del Sector Público Nacional”.