Más de 2,4 millones de personas se movilizaron por todo el país durante el cuarto fin de semana del año, entre las cuales dos millones completaron el Certificado Verano 400.000 son turistas de destinos que no lo solicitan, se informó anoche.

En nuestra provincia, la máxima concentración se produjo en el departamento de San Rafael, que llegó al 98% de su capacidad hotelera.

Según estadísticas oficiales, destinos bonaerenses como el Partido de la Costa, Mar del Plata, Villa Gesell, Pinamar y Monte Hermoso tuvieron el mayor caudal turístico.

También hubo un intenso movimiento en otras regiones del país como Bariloche, San Martín de los Andes, Villa Carlos Paz, Mina Clavero, Salta, Merlo, San Rafael y Gualeguaychú.

Las provincias que totalizaron una mayor afluencia de turistas fueron Buenos Aires, Córdoba y Río Negro, agregó un comunicado del Ministerio de Turismo y Deportes.

Desde el inicio de la temporada ya se movilizaron por todo el país más de 7.2 millones de argentinos y argentinas, agregó el comunicado oficial.

“Con la decisión política de tener temporada de verano, se conformó el Consejo Interministerial para la apertura progresiva y responsable del turismo, que definió la puesta en marcha de Centros Modulares Sanitarios, el despliegue del plan DetectAr y la presencia de promotores turísticos en los centros turísticos, entre otras medidas”, abundó.

“En el mismo sentido, se llevó adelante, junto con la Secretaría de Innovación Pública, la Web Verano, donde se puede acceder a los requisitos para ingresar a todas las provincias y completar el Certificado Verano, un registro para que los destinos estén mejor preparados para recibir turistas”, indicó.

“Además, se pueden descargar los protocolos con recomendaciones sanitarias para playas, balnearios, alojamientos y establecimientos gastronómicos, entre otros”, completó el Ministerio.

En nuestra provincia, San Rafael fue el destino más elegido.

Con un promedio de ocupación de hoteles, aparts y cabañas que superó el 98%, San Rafael registró el máximo índice desde que empezó la temporada, confirmando así su gran nivel durante este verano con la pandemia como principal condicionante.

Desde Turismo del Municipio informaron sobre los sobresalientes números del fin de semana, los que crecieron notablemente entre jueves y domingo.
Donde más se advirtió la presencia de turistas fue en locales gastronómicos, cervecerías y espacios públicos de la ciudad. Pero también hubo muchísimo movimiento en los embalses y lugares destinados al turismo aventura.
Claramente San Rafael se ganó la preferencia de miles de turistas que lo convirtieron en el destino más elegido de Mendoza. A diferencia de otros años, además de los visitantes de otras provincias, esta temporada – debido a la pandemia – fueron muchos los residentes de otros departamentos los que también optaron por tierras sanrafaelinas.

La tercera semana de enero o su segunda quincena, como habitualmente se la denomina, registró los mejores números en cuanto a ocupación. El inicio de enero arrojó cifras que pusieron en dudas el éxito de la temporada, pero con el transcurrir de los días esa incógnita fue desapareciendo.