Tras la reunión, los expertos médicos, que asesoran al presidente Alberto Fernández desde que comenzó la pandemia, le recomendaron al Gobierno esperar 72 horas para tomar una decisión sobre cómo continuar con las medidas restrictivas y evitar la implementación de un confinamiento estricto.

“Los especialistas fueron muy elocuentes en precisar que consideran que no es momento de relajar ninguna medida”, aseguraron fuentes oficiales sobre la reunión que duró más de dos horas.

Los especialistas coincidieron en que el Gobierno debe guardarse una carta más porque la situación epidemiológica puede empeorar en poco tiempo. Por eso consideraron que el mejor camino a seguir es, de mínima, mantener las restricciones vigentes, y de máxima, profundizarlas, pero sin llegar a una cuarentena total.

Además, coincidieron en la necesidad de ejercer más controles sobre las restricciones vigentes, uno de los reclamos que le hacen desde el gobierno nacional a Horacio Rodríguez Larreta, por considerar que no cumple con la fiscalización como lo debiera hacer.

El tiempo de espera que propusieron está relacionado a la posibilidad de ver un impacto más concreto del último paquete de medidas. En esos días el Gobierno seguirá el camino de las negociaciones y los acuerdos con los gobernadores. Está semana el Presidente tendrá diferentes encuentros por zoom con los mandatarios para definir las medidas y lograr el acompañamiento político.

La reunión se llevó a cabo en una modalidad mixta. Los funcionarios estuvieron presentes en el Salón Norte, en la Casa Rosada, y todos los médicos a través de una videconferencia. En dos horas reunión fueron elocuentes en precisar que consideran que no es el momento de relajar ninguna medida.

Hay una serie de preocupaciones que todos los expertos dijeron tener en común: las dificultades para conseguir oxígeno, la ocupación de las camas de terapia intensiva y el cansancio del personal sanitario.

Algunos de los presentes plantearon la preocupación por estar cerca el momento de tener que elegir a qué pacientes poder ingresar o intubar. Sin embargo, el consenso de la reunión fue esperar y profundizar los controles para que las medidas vigentes se cumplan a rajatabla.

Respecto a la presencialidad en los colegios, hubo diferentes posiciones. Un sector planteó la necesidad de interrumpir la presencialidad, tal como lo consideró Alberto Fernández, otro mantenerla pero en los últimos años de cada nivel y un tercero, mantenerla tal cuál está ahora. Mientras tanto, puertas adentro, el Gobierno sigue discutiendo la implementación de una presencialidad administrada.

Otro tema importante que plantearon los médicos y que en el Gobierno empezaron a ver de una forma más concreta, es la complicación de los escenarios sanitarios en las provincias. La multiplicación de casos empezó a traspasar la barrera del AMBA. El virus se está distribuyendo a gran velocidad por el interior del país.

La infectóloga Florencia Cahn le propuso a los ministros que repasen qué actividades no esenciales pueden ser reguladas, con la idea de limitar más la circulación. En definitiva, el Gobierno está tratando de hacer equilibrio para evitar un cierre abrupto de la circulación.

Del encuentro participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzoti, y se lleva a cabo en el Salón Norte. Además, están presentes la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y los ministros del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y de Defensa, Agustín Rossi. También la asesora presidencial Cecilia Nicolini y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra,

En el último encuentro el grupo de especialistas le recomendó al Gobierno cerrar todas esas actividades para intentar frenar la velocidad de los contagios. Alberto Fernández aceptó el consejo y aplicó el paquete de restricciones que está vigente hasta el día de hoy.

 

Con datos de Infobae, Clarín y Ámbito

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!