No respetar ni al que no puede defenderse, parece ser la consigna que impulsa a los malvivientes.

“Le llevaron sus galletas y su botella de agua”.

Un joven autista, que además padece ceguera, epilepsia e hipoacusia; fue asaltado cuando caminaba con su acompañante terapéutico en el distrito Chapanay del departamento San Martín de nuestra provincia.

La increíble novedad de la inseguridad mendocina se conoció por la publicación del portal Radio Regional, al que el acompañante del joven discapacitado relató que El viernes nos volvieron a robar, durante la rutina que realizamos”, contó, y agregó que “dos sujetos nos apuntaron con armas de fuego y nos robaron. A Hernán se sacaron un bolsito en donde llevaba su paquete de galletas y una botellita de agua”.

El joven y su acompañante realizan diariamente una rutina de caminata en una plaza, y en estas circunstancias, fueron asaltados . A punta de pistola, le robaron un paquete de galletas y una botella de agua.

Blas Fiorello, el acompañante terapéutico del joven, relató que “somos muy conocidos en Chapanay, porque es un pueblo muy chico” y dijo que los delincuentes “se aprovechan de nuestra situación porque no podemos huir, salir correr ni nada, porque Hernán no puede hacerlo y nosotros debemos cuidarlo”.

 Fiorello contó que ya han sido víctimas de hechos similares. Algunas veces han sido asaltados con armas de fuego y otras con cuchillos y otro tipo de armas blancas y siempre se han encontrado en situación de total vulnerabilidad.

 Además contó que la condición de Hernán “es una situación muy visible y es imposible no darse cuenta de condición”, lo que les ha producido mucha indignación a sus acompañantes y a la familia y vecinos del joven.

 Los delitos se han producido en las calles Corvalán, Salazar y Pizarro, entre Carril Chimbas y Carril San Pedro, del distrito de Chapanay.

 

Con datos de Radio Regional y Diario Uno