Mientras algunos culpan a Rusia por no cumplir lo pactado, otros culpan al gobierno nacional por un trato «poco serio».

Lo cierto es que ayer se canceló -de nuevo- el vuelo de Aerolíneas que debía buscar otras 600 mil vacunas, sin una explicación seria de los motivos. En todo caso, la única razón la dio el titular de la aerolínea nacional Pablo Ceriani que salió por Twitter a tratar de esbozar algún dato.

La operación será programada a la mayor brevedad posible, una vez que contemos con la confirmación de todos los actores que participan de la cadena logística que permite el traslado de las vacunas”, comenzó en una serie de mensajes.

Explicó que estas operaciones requieren de un trabajo coordinado con distintas confirmaciones de todos los organismos que participan. Por lo que a falta de alguna de ellas «no es posible comenzar con la que nos corresponde a nosotros: el vuelo de carga».

Dijo además que se necesita una coordinada logística terrestre, necesaria, según Ceriani, para no demorar el embarque de las vacunas.

«La logística terrestre implica que una vez autorizada la operación, el forwarder se presente en el laboratorio para empacar las vacunas en envases especiales. Luego, son documentadas y transportadas al aeropuerto para realizar el proceso de aduana y su posterior estiba al avión», agregó el presidente de Aerolíneas Argentinas.

Dicho en otras palabras, no estarían cumpliendo los rusos en la provisión de las vacunas acordadas. Es decir, ¿para qué vamos a enviar el avión, si no hay nada que traer todavía?.

Es muy poco probable que el Presidente Alberto Fernández logre llevar adelante su promesa de vacunar a 10 millones de argentinos entre enero y febrero,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here