A través del decreto 814, el Gobierno nacional establece que en la provincia se mantendrá el distanciamiento social «en todos los departamentos de la Provincia de Mendoza, excepto los departamentos de Capital, Luján de Cuyo, Las Heras, Maipú, Guaymallén, Godoy Cruz, Tunuyán y Tupungato«, que mantendrán la fase de aislamiento social y obligatorio, de acuerdo con la norma  presidencial publicada este lunes en el Boletín de la Nación.

Estas son las jurisdicciones que ya habían ingresado al aislamiento en la norma anterior de hace dos semanas.

El decreto señala que «continúa con transmisión comunitaria y aumento sostenido de casos, principalmente en la región metropolitana de Mendoza, Gran Mendoza, Tunuyán, San Carlos y Tupungato, con el sistema de salud con elevada tensión, principalmente en Capital, presentando una ocupación de camas de UTI del 80% en toda la provincia (igual que en las semanas previas) y alcanzando al 87% en el Gran Mendoza«.

La decisión era esperada en el Gobierno de Mendoza luego de la última videollamada entre el gobernador Rodolfo Suarez y el presidente Alberto Fernández.

En esa instancia, desde el Ejecutivo provincial señalaron que no habría cambios en el status epidemiológico ya que Mendoza mantenía una meseta alta de casos.

Esto implica que seguirán habilitadas las actividades económicas y sociales que hasta el momento han sido autorizadas, pero además seguirán prohibidas las reuniones familiares y las salidas recreativas estarán reguladas por la terminación del DNI.

El gobernador, no obstante, tiene la facultad de autorizar actividades que ya contaban con la venia de la Jefatura de Gabinete y puede pedir nuevas habilitaciones.