«Vamos a seguir testeando al 100% de los camioneros en Libertadores, de acuerdo con la postura que han asumido las autoridades sanitarias de Chile«, dijo Ricardo Figueroa, delegado presidencial de la provincia de Los Andes.

«Nosotros estamos en la línea correcta porque resguardamos a toda la población, independientemente del país del que provengan las personas. Lamentablemente, el sistema integrado Cristo Redentor – Libertadores no funciona de forma coordinada porque no se dieron las condiciones para lograr este propósito a raíz de problemas que tuvo Argentina. Hemos puesto a trabajar en Libertadores a 200 funcionarios; pregunten cuántos hay del lado argentino«, dijo a los periodistas el funcionario chileno.

Figueroa recordó que «seguimos en pandemia y que tanto Argentina como Chile muestran altas tasas de contagios«. El alerta, insistió el funcionario, se disparó justamente por esa suba en la cantidad de infecciones, más precisamente cuando en Libertadores los aduaneros chilenos sufrieron un brote masivo de Covid, en declaraciones a Radio Nihuil, de Mendoza.

«Por otro lado, la tasa de positividad que veíamos en quienes ingresaban era excesivamente alta. El año pasado, los positivos nunca superaron el 2%; en cambio en las últimas semanas vimos que eso se alteró drásticamente«, explicó Figueroa. Y siguió: «Si a eso le sumamos que los choferes venían con PCR falsos, la decisión se entiende«.

Mientras, cada vez hay más camioneros de diversas nacionalidades que se amontonan en distintos puntos que van desde la zona de la Destilería, en Luján de Cuyo, hasta Uspallata e incluso más allá. En total, son casi 3.000 los vehículos estacionados del lado argentino en protesta por las restricciones sanitarias que impone Chile para ingresar. Las autoridades trasandinas aseguraron que «son empáticas» pero que no modificarán su criterio, es decir, seguirán testeando a todos.

Con información de Radio Nihuil y diario Uno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here