La decisión de la Cancillería Argentina nos distancia de Estados Unidos y Europa.

Cinco países latinoamericanos votaron a favor de la creación de una comisión internacional con un amplio mandato para investigar las presuntas violaciones de los derechos humanos antes y durante el último conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamas, que cesó hace una semana.

La decisión de crear la comisión fue tomada en una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos (CDH), convocada a petición de más de 60 países y al inicio de la cual la alta comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, dijo que los misiles lanzados por Israel para defenderse de los ataques del grupo terrorista palestino pueden constituir crímenes de guerra.

La resolución recibió 24 votos a favor y 9 en contra, y hubo 14 países que se abstuvieron. Cinco países de América Latina votaron a favor: ArgentinaBoliviaCubaMéxico Venezuela. Ninguno de ellos condenó los ataques de Hamas.

Europa no tuvo una posición única, Alemania y Austria rechazaron la resolución por considerar que estaba demasiado enfocada en culpabilizar a Israel y no cubría suficientemente las responsabilidades del grupo terrorista Hamas (que gobierna de facto Gaza desde 2007), que disparó más de 4.000 cohetes contra Israel en los once días que duró el conflicto, mientras que Francia prefirió abstenerse.

Bachelet dijo por su parte que los israelíes están protegidos por un sistema de interceptación y desvío de cohetes conocido como “Cúpula de Hierro” y una de las mejores fuerzas armadas del planeta, mientras que los civiles palestinos carecen de cualquier defensa.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó de “vergonzosa” la decisión, diciendo que era “otro ejemplo de la flagrante obsesión antiisraelí del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”.

La resolución “describe como la ‘parte culpable’ a una democracia que actúa legítimamente para proteger a sus ciudadanos de miles de ataques indiscriminados con cohetes. Esta parodia se burla del derecho internacional y alienta a los terroristas en todo el mundo”, dijo el primer ministro.