En el marco de la visita de Estado a Chile de Alberto Fernández, el mandatario anfitrión, Sebastián Piñera, ratificó el respaldo del gobierno chileno a los legítimos derechos de soberanía de la Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Piñera, además, reafirmó la necesidad de que tanto la Argentina como el Reino Unido reanuden las tratativas para encontrar una solución pacífica a la controversia en el marco de las resoluciones de las Naciones Unidas y de otros foros.

El pronunciamiento de Piñera, en representación del gobierno chileno, quedó registrado en el apartado número 51 de la declaración oficial conjunta que firmaron ambos presidentes.

En el mismo punto de la declaración, el jefe de Estado Alberto Fernández expresó el agradecimiento del Estado argentino por el “tradicional apoyo del gobierno de Chile” en la disputa de las islas Malvinas.
Por último, en el último párrafo del comunicado, ambos presidentes coincidieron en que la adopción de medidas unilaterales de explotación de recursos naturales en el área en disputa “no es compatible con lo acordado en las Naciones Unidas“, por lo que se dejó expresa constancia de que la Argentina “tiene derecho a emprender acciones legales, con respeto a tratados vigentes y del Derecho Internacional“.

En relación a ese tramo de la declaración conjunta, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, remarcó la importancia de que el mandatario chileno le haya expresado al Presidente “el respaldo del gobierno de Chile a los legítimos derechos de Argentina sobre las Malvinas” y remarcó, desde su cuenta oficial de Twitter, la posición de Piñera al instar a que “Argentina y el Reino Unido reanuden el diálogo cumpliendo con las resoluciones de Naciones Unidas“.