Gustavo Mena, Mario Negri, Alfredo Cornejo y otros diputados

Los diputados de la Nación también queremos saber qué pasa con YPF. Queremos saber cuál es el stock de deuda, porque hoy la empresa está valuada en 1.500 millones de dólares pero tiene una deuda de 8.100 millones, ya los bonistas rechazaron la primera propuesta de reestructuración de deuda y es inminente el default. El cambio de presidente de la empresa, que será Pablo González dado que se confirmó que Nielsen será embajador en Arabia, también repercute y genera incertidumbre. El nuevo presidente tiene estrecha relación con el kirchnerismo, proviene de La Cámpora e incluso fue fiscal de Estado en Santa Cruz y ocupó varios cargos públicos en esa provincia, pero no tiene conocimientos de reestructuración de deuda

Los diputados nacionales de la UCR presentaron un pedido de informe al Poder Ejecutivo Nacional y al directorio de la empresa. El objetivo es que, a la brevedad, brinden respuestas concretas y detalladas que permitan conocer en profundidad cómo está actualmente la empresa.

“Hay una fuerte puja de poder en el Frente de Todos y se nota que el kirchnerismo y La Cámpora son quienes más están haciendo fuerza, Nielsen venía del lado de Alberto y su alejamiento viene a ser como una suerte de afrenta, como han demostrado en otros espacios de poder. Si miramos para atrás, en el gobierno de Cristina, Axel Kicillof dijo que la expropiación de YPF no le saldría un peso a los argentinos, cuando se le pagó 5.100 millones de dólares a Repsol, sin sumar los millonarios juicios que hay que afrontar y una sentencia en ciernes por 9 mil millones de dólares. No creo en la palabra del kirchnerismo porque los fondos públicos quedarán comprometidos para el pago de esta deuda y, a su vez, una repercusión en la producción de la petrolera, que produce el 70 por ciento de los hidrocarburos del país”, dijo la diputada sureña Jimena Latorre a Diario San Rafael.

Puede que estén forzando la caída del valor de las acciones, no favorece a nadie y es una política demasiado arriesgada, cualquier salvataje de la empresa deberá pasar por el Congreso, una alternativa es aumento de precios, cosas que no se cumplen porque en enero hubo tres incrementos de combustibles, la otra alternativa sería mayor presión impositiva, pero eso genera inflación y emisión, y por último utilizar la plata de la producción para el salvataje”, comentó la legisladora.

 

Fuente Diario San Rafael

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here