La noticia ya recorre el mundo, dada la trascendencia de Diego. Su custodio personal se contagió de coronavirus y, por precaución, el Diez se quedaría en su casa, al menos, tres días hasta que le puedan hacer el hisopado.

El aislamiento de Maradona generó una alerta en todo el fútbol argentino: el entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, a horas de su aniversario número 60 y del debut con el Lobo en la Copa de la Liga Profesional, permanecerá encerrado en su casa en las próximas horas luego de que uno de sus custodios presentara síntomas de coronavirus. Su médico personal le recomendó el confinamiento y evalúan realizarle un hisopado.

Aunque no se dieron mayores precisiones, uno de los encargados de seguridad que lo acompaña a los entrenamientos, partidos y eventos presentó decaimiento y será sometido a un hisopado dentro de las próximas 48 horas. Leopoldo Luque, clínico personal de Maradona, lo instó a mantenerse recluido ya que había tenido contacto estrecho por última vez con esta persona de su entorno el domingo pasado en el barrio privado Campos de Roca, situado en Brandsen (provincia de Buenos Aires).

También hoy, se conoció que la misma situación está viviendo Marcelo Gallardo (River PLate) (ver nota).

Diego, hasta el momento, no presentó síntomas y se encuentra en buen estado de salud.

Maradona, considerado paciente de riesgo (por exceso de peso, hipertensión y haber sido operado recientemente), tomó todo tipo de recaudos desde que se declaró la pandemia. No es la primera vez que queda bajo la lupa ya que hace un par de semanas también había tenido que aislarse tras tener contacto con el jugador Nicolás Contín, quien dio positivo.