A pesar de que los números son relativos, por la decisión política de testear solamente a quienes presenten dos o más síntomas, anoche el Gobierno de Mendoza informó 3830 nuevos casos detectados.

También informaron la recuperación de 3.876 pacientes con COVID-19, en tanto se procesaron 5.870 determinaciones:

  • 2.040 fueron negativas.
  • 3.830 nuevos casos positivos.

Sin embargo, estos números guardan una relatividad notoria si se considera que no todas las personas que concurren a los centros de testeos consiguen efectivamente acceder al test por diversos motivos como por ejemplo no tener más de un síntoma o ser menor de 60 años, con lo cual -de ser positivos- no ingresan al sistema estadístico.

«Autoridades determinaron que la prioridad para los test de laboratorio la tendrán los mayores de 60 años, las embarazadas y quienes tienen comorbilidades», en tanto el resto se resuelve por «criterio epidemiológico«, lo que no siempre se vuelca a la estadística.

Muchas personas recurren al sistema privado y pagan el estudio respectivo, en especial quienes necesitan una certificación por cuestiones laborales. Especialistas explican en este sentido, que el número real podría ser fácilmente el triple, por cuanto a menos testeos, lógicamente serán menos casos detectados.

En cuanto a la cantidad de fallecidos, se reportaron:

  • 3 en las últimas 48 horas.
  • 2 según la carga en SISA, reportado con fechas anteriores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here