Micaela, su hija, salió a desmentir rumores que aparecieron en diferentes medios dando cuenta del agravamiento del cuadro, e indicó que su padre “tuvo una buena respuesta al tratamiento“.

Hace poco más de una semana, Sergio Lapegüe regresó feliz al país tras pasar unas vacaciones en República Dominicana junto a su familia y un grupo de amigos. Pero a los pocos días se enteró de que se había contagiado de coronavirus.

El periodista fue internado inmediatamente en la Clínica Juncal de Temperley debido a que es un paciente de riesgo por su condición de asmático. Y lo cierto es que el conductor de TN y El Trece no la pasó nada bien: días atrás, el propio Lapegüe confirmó que su pulmón derecho estaba empezando a ser invadido por el virus y que, por esa situación, había comenzado un tratamiento nuevo en el que le aplicaron plasma.

Su hija Micaela le bajó los decibeles a la información de que su padre había tenido que ser intubado para brindarle asistencia respiratoria.“Es verdad que ayer estuvo todo el día con fiebre y que le ponen oxígeno,pero el médico llama todos los días para darnos el parte y nos dijo que no tenemos que preocuparnos por eso, sino que es algo normal en estos casos. Nos aclaró que es para mantenerlo controlado y que incluso también es normal que en estos casos le suba la fiebre porque cada paciente tiene una evolución diferente….”, explicó Micaela.

Y luego precisó: “Mi papá no está grave, sino que dentro de lo esperable para esta situación. De hecho, está mucho mejor que ayer (por el miércoles). Está respondiendo bien al tratamiento, más allá de los altibajos que tiene el proceso de la enfermedad”.

Micaela, que está esperando los resultados del hisopado que se hizo por ser contacto estrecho con su padre, ya había salido a defender a su padre de las críticas que había recibido por el viaje familiar que había hecho al exterior a principios de años, y en donde, supuestamente se había contagiado el virus.