Unas diez personas integrantes de un grupo que estaba haciendo trekking en la zona del Portillo Argentino, fueron asistidos para bajar, por miembros de Guardaparques.

Otro grupo de una veintena de personas a caballo que también se encontraba en la zona, en cambio no pudieron regresar montada, por lo que decidieron regresar al Real.

Recordemos que a raíz de las intensas nevadas registradas en estos días, numerosos turistas fueron sorprendidos en alta montaña, y debieron sser asistidos por diferentes roganismos. En este caso, se trata de la actuación que debieron llevar adelante los Guardaparques de Áreas Naturales Protegidas de Mendoza.

Fernando Jara, guardaparque integrante de la comisión que asistió a los turistas relató a este medio que las condiciones para trasladarse ellos hasta el lugar -y luego asistir el descenso del grupo- fueron muy dificultosas, por la gran cantidad de nieve precipitada en la zona.

Encontraron a los caminantes arriba, en perfectas condiciones, y ya están abajo sin problemas; en tanto que la gente que estaba a caballo no pudo salir y decidieron volver al Real de la Cruz, así que mañana estaremos viendo cómo hacer para ayudarlos a salir de ahí“, relató Jara.

 

Afortunadamente el acabado conocimiento de la zona, y el entrenamiento de los guardaparques, permitieron una vez más asistir a las personas que se encontraban en una situación delicada por las contingencias del tiempo.