“No podemos iniciar. La zona metropolitana y Lavalle están en zona roja, es imposible volver por los riesgos”, dijo Mirtha Faget, secretaria gremial del SUTE.

Los sindicatos que representan a los trabajadores de la Educación buscan reunirse con las autoridades escolares para saber cómo es el plan para regresar a clases presenciales. Además dejaron en claro que los docentes que integren los grupos de riesgo no volverán a trabajar.

Pero además de lo salarial y los riesgos de contagios, los gremialistas temen por la sobrecarga laboral, según publicó El Sol.

Esther Linco: "Celebro que se haya escuchado a los docentes" - Unidiversidad - sitio de noticias UNCUYO

“No está claro, parece que vamos a tener nuevamente sobrecarga. Nos pagan por una tarea de dar clases, eso significa que además de atender la virtualidad otra vez quedamos a cargo de internet. El Gobierno no ha dado respuestas”, indicó Ester Linco Lorca, de SADOP.

Queremos saber cuáles son los protocolos en caso de contagio del alumno y de los docentes. Tenemos una situación de personal de riesgo con enfermedades que no van a ir. También se olvidaron de las personas que cuidan niños, discapacitados o menores, lo han obviado siendo que tenemos dos decretos. Tendrán que poner recursos para reemplazar a los que no pueden volver a la presencialidad”, añadió Faget.

Mientras tanto la Dirección General de Escuelas (DGE) está a la espera de la reunión del Consejo Federal de Educación -el próximo 12 de febrero- donde se terminarán de definir los protocolos y lineamientos generales.

“Los protocolos son los que tenemos y con los que empezamos en las escuelas el año pasado. Hay que llevar tranquilidad a la familia, porque vamos evolucionando, no es que no sabemos lo que vamos a hacer. Entendemos la incertidumbre pero queremos llevar tranquilidad”, explicó ayer José Thomas, director General de Escuelas.

Desde la DGE señalaron que dejarán libertad a cada director para que tome decisiones sobre la apertura o cierre de escuelas y esa delegación de responsabilidad tampoco cayó bien en el ámbito gremial.

Thomas dio algunos parámetros sobre la presencialidad: “Lo que va a regir la presencialidad este año, será por distanciamiento social, el uso de barbijo, el uso de elementos de limpieza y la situación de cada comunidad. No se van a cerrar o abrir escuelas por municipios o provincias, sino que se atenderá a las particularidades de cada provincia“.

Unos diez días antes del inicio, los padres sabrán si la escuela de sus hijos está apta. Tendremos listas las resoluciones alrededor del 17, 18, 19 de febrero. Nosotros tenemos borradores, pero para mediados de febrero esperamos que cada escuela tenga definido cuál será su forma de trabajo para que se le comunique a los padres, por lo menos con una semana de anticipación para que se puedan organizar”, declaró.

Por potra parte, hoy, el funcionario dijo que con el SUTE mantiene bastante diálogo informal, pero que no hay propuestas serias. Aseguró que es muy difícil la comunicación debido a los profundos problemas internos que tiene el gremio desde que el titular Sebastián Henriquez fue apartado tras ser denunciado por violencia de género.

Hay dialogo informal, bastante, pero con los problemas de este último tiempo en el SUTE es más difícil porque no hay uno, no hay con quién. El problema interno dificulta el diálogo”, aseguró Thomas a Canal 7 Mendoza.

 

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!