Tal como adelantó esta mañana el programa La Banda de Radio 2, se supo en horas de esta tarde que “el gobierno decidirá la próxima semana si permite reuniones familiares, en función de los datos de los días previos”, según confirmaron fuentes del mismo.

En las actuales condiciones según comentaron funcionarios cercanos al Gobernador, creen que es imposible habilitar reuniones, aunque tampoco consideran que sea necesaria una Fase 1, por eso serán definitorios los datos que surjan estos días.

La celebración del oróximo domingo 18 de octubre  se presentará en un escenario en que la provincia prohíbe las reuniones familiares y sociales.

Enel sector vinculado a los comerciantes en especial, se preguntan qué ocurrirá en Mendoza, en una fecha tan señalada.

En este marco, la Casa de Gobierno sostiene que esperarán el informe semanal del próximo viernes para saber cómo se comporta la situación epidemiológica y que por ello, recién tendrán definiciones la próxima semana.

Según comentan funcionarios, por estas horas se sigue apelando al argumento de que el coronavirus genera condiciones muy cambiantes, por ello creen que aún falta mucho y que se debe esperar a los días previos para decidir.

De todas formas, en el escenario actual no creen que sea posible una apertura.

La ocupación de camas en los hospitales está en una situación crítica, cercana al 90% si se considera sector público y privado.

En este marco, aseguran que por una cuestión sanitaria sería riesgoso habilitar reuniones y que varios días después haya una explosión de casos que hagan colapsar el sistema.

“Como está el escenario hoy es imposible que se de una apertura, además el día de la madre es familiar, se junta toda la familia y no están dadas las condiciones sanitarias”, según hizo saber Los Andes, reafirmando el adelanto de Radio 2.

Aunque nada está descartado, tampoco creen que se llegue a implementar una Fase 1 como se hizo el día de la Primavera, cuando se impidió la circulación durante casi dos días. Aunque podría suceder que haya un pico de casos y consideren que esta es la mejor opción. En las oficinas de la calle Peltier son conscientes de que hay gente que rompe las restricciones pero apelan a la responsabilidad social para evitar una situación más crítica.

Así, si todo sigue igual lo más probable es que se mantengan las restricciones vigentes.

La fuente sugirió que por solidaridad y prevención este año el saludo sea por videollamada, dado que debe entenderse que se está en una situación excepcional.

Por ahora, la única opción que se permite para reunirse, es en restaurantes y cafés con ciertas restricciones, como 6 comensales por mesa, aunque en muchos de ellos no aceptan el ingreso de mayores de 60 años, considerados grupo de riesgo ante la Covid-19.