El brutal ataque al tunuyanino José “Cheche” Mamaní ya tiene una primera resolución en cuanto a la condena de uno de los protagonistas del hecho, ya que la justicia de Mendoza condenó a uno de los tres detenidos e imputados por el brutal asalto ocurrido hace poco más de un año en calle Calderón de Tunuyán y que dejó al joven tunuyanino de 14 años en grave estado durante un tiempo y con secuelas de ese hecho.

El hombre que ya tiene sentencia para cumplir es Mauricio Fabio Banegas Luffi, de 20 años, quien aceptó su participación en el hecho y, en juicio abreviado, la Justicia lo condenó a 5 años de cárcel.

En tanto, en las próximas semanas se aguarda por el juicio a los otros dos imputados y se espera que las condenas sean ejemplificadoras y no se acepten juicios abreviados, según confió el jefe de fiscales del Valle de Uco, Javier Pascua. Explicó que espera que el debate se realice una vez superada la pandemia y sea en modalidad oral y no de manera virtual.

El recordado y desafortunado ataque

El 24 de mayo del año pasado, “Cheche” Mamaní circulaba en su bicicleta por calle Calderón de Tunuyán cuando fue interceptado por tres delincuentes, quienes lo golpearoncon un onjeto contundente (que aún no se descifra cuál fue) en la cabeza con una piedra para robarle el rodado.

Desde ese día, “Cheche” estuvo en coma durante 15 días y debió permanecer internado en el Hospital Fleming por más de un mes, donde lo sometieron a numerosas intervenciones quirúrgicas. Luego, tuvo serias complicaciones que lo obligaron volver a la internación por secuelas. Hoy, con 15 años de edad, pese a algunas complicaciones, su estado de salud general es bueno.